El lado positivo…

Siempre se ha dicho que todo, en absoluto, por malo que parezca, siempre tiene algo bueno y lo mismo ocurre con aquello que creemos y sentimos totalmente malo, “al final, siempre tiene algo bueno”.

En un artículo que escribí muchos meses atrás, dije que lo bueno de lo malo, era exactamente los mismo que lo malo de lo bueno. Es decir, que tanto lo uno como lo otro, terminaba, que ninguno, como nada, que no sean los sentimientos verdaderos y los afectos sinceros, duraba para siempre.

Pero esta vez, lo que trato de expresar, es la importancia de ver y hasta de buscar, si no nos es muy visible, el lado positivo de todo aquello que creemos y sentimos como una tragedia, como algo realmente malo.

Creo que es cuestión de observar, de tener fe en la veracidad del planteamiento que nos asegura que todo lo que suponemos un fracaso, un tropiezo o una calamidad, en el fondo trae consigo algo bueno y además es el inicio de una lección que nos será útil toda la vida, un aprendizaje que nos permitirá ayudarnos y ayudar a otros cuando atraviese por la misma situación.

Aunque la mayoría se niega a aceptarlo, cuando pasa la tormenta y comienzan a entender los por qués de aquella dura situación o de alguna amarga experiencia, llegan a la conclusión de que todo lo malo que soportaron en principio, no fue más que el preámbulo para cosas mejores, fue la preparación para valorar lo que llegó después.

Es como la frase aquella que un día leí por ahí, de que a veces se te cierra una puerta, porque se te abrirán otras miles y mejores. Sin embargo, ofuscados por la tristeza de ver cerrarse la que creíamos nuestra mejor salida, no notamos las otras opciones que nos invitan a pasar.

Cuesta, no es fácil y pocos creen que puede ser posible, que algo que nos causa dolor o tristeza, algo que vemos como una derrota, pueda, a la larga, arrojar un saldo positivo. No importa cuantos testimonios escuchemos, mientras no nos toca y vivimos nuestra propia experiencia, no hay ese que nos diga, en medio de una tragedia: “hoy no lo entiendes, pero mañana sabrás por qué. Verás que todo, por malo que parezca, siempre tiene algo bueno”.

Queremos ofrecerte lo mejor de nosotros
¿Te gusta el contenido de este artículo?

Compartir
Noticia anteriorVuela mariposa
Noticia siguienteSe dispara demanda de agua, mientras la producción baja