Encarnación elevó a los Yanquis con un Grand Slam

Edwin Encarnación es felicitado tras pegar jonrón con las bases llenas.

Edwin Encarnación aportó un Grand Slam que significó la ventaja, tres peloteros que militaron en los Rockies castigaron a su equipo anterior y los Yanquis de Nueva York doblegaron ayer 8-2 a Colorado.

El dominicano Encarnación consiguió el duodécimo Grand Slam de su carrera, frente a Kyle Freeland en la tercera entrada. Fue el jonrón 409 de Encarnación para igualar en el puesto 54 histórico con Mark Teixeira. Con tres más empatará con Alfonso Soriano, quien pegó 412 en su carrera en las Grandes Ligas. DJ LeMahieu, Adam Ottavino y Mike Tauchman, quienes están en su primer año con Nueva York, lucieron ante su antiguo club.

LeMahieu sumó dos imparables y un par de remolcadas, Ottavino ponchó a sus tres rivales durante un inning perfecto de relevo y Tauchman conectó tres hits, la mayor cifra en su vida, además de robar una base y retirar a un corredor en el plato mediante un tiro desde el jardín izquierdo.

Aaron Judge añadió un jonrón de dos carreras, mientras que J.A. Happ (8-5) repartió ocho ponches con pelota de dos carreras en cinco actos, por Nueva York. Los Yanquis remontaron para ganar por cuarta ocasión consecutiva y se colocaron en un récord de 63-33, el mejor de las Grandes Ligas.

Están 30 juegos encima de .500 por primera vez en la campaña, y ostentan una ventaja de nueve juegos respecto de Tampa Bay, el segundo lugar de la División Este de la Liga Americana.

Ryan McMahon, reemplazo de LeMahieu en la intermedia, sacudió su décimo cuadrangular por Colorado, que ha perdido 12 de 14 compromisos. Freeland (2-7) aceptó cinco carreras en cuatro innings, durante los que recetó seis ponches.

Los Orioles le caen a palos a Price

El venezolano Anthony Santander y Keon Broxton pegaron cuadrangulares contra David Price, y los Orioles de Baltimore contaron con seis innings sólidos del novato John Means, en una paliza por 11-2 sobre los Medias Rojas de Boston.

Price (7-3) permitió seis carreras y ocho hits, además de regalar una base por bolas en cuatro entradas para sufrir su primera derrota en 13 aperturas desde el 27 de abril. El zurdo tenía balance de 8-0 en Camden Yards y de 16-5 de por vida contra los Orioles, antes de cumplir con una actuación sorprendentemente defectuosa en un calor de 35,3 grados Celsius (96 grados Fahrenheit) contra el equipo con el peor récord en las Grandes Ligas.

El primero en el orden al bate de Boston, Mookie Betts, vio terminada su racha de 13 juegos consecutivos anotando. Se quedó a uno de romper la marca de la franquicia, misma que ahora comparte con Ted Williams (1946).

Queremos ofrecerte lo mejor de nosotros
¿Te gusta el contenido de este artículo?

Compartir
Noticia anteriorIncautan alijo de marihuana en carga de mango
Noticia siguienteExaltación de nuevos miembros a Cooperstown será mañana