Hugo explica el continuismo del PLD

Cuando el pasado viernes Luis Abinader acudió frente al Congreso a demandar que el presidente Danilo Medina no atente contra la Constitución, estigmatizó a Leonel Fernández y al mandatario como herederos de la peor desviación del quehacer y las ideas políticas dominicanos.

Condenó Luis que “las dos cabezas de la cúpula del PLD hayan asumido la herencia más negativa del discurrir político nacional, que son el reeleccionismo y el continuismo, que tanto daño le han hecho a la salud institucional y al desarrollo social y económico del país”.

Leonel y Danilo, sobre todo el primero, con ínfulas de “conceptualizador”, han pasado de contrabando como políticos modernos cuando pertenecen a la escuela política más rancia y retrógrada del país.

Están en la cola de figuras como Santana, Báez, Lilís, Trujillo y otros políticos que redujeron el horizonte de su presupuesto ideológico a satisfacer egos y ambiciones desmedidas y a enriquecerse ellos y sus grupos, en desmedro de elementales reivindicaciones populares, dilapidando los recursos y esfuerzos para encarrilar al país por el desarrollo.

Si Balaguer “hizo” 300 millonarios en sus 12 años de gobiernos, en los 20 que concluirán el próximo año, Leonel y Danilo puede estimarse que hayan “hecho” miles de millonarios, ganándose su cúpula el sobrenombre de Corporación Económica.

Nunca como en la era del PLD fue convertido el Estado en una fuente de negocios de todo tipo, muchos de oscuro pelaje, como los que movió el Departamento de Operaciones Estructuradas de Odebrecht, enclave mafioso que nadie sabe cuándo, cómo ni quién autorizó operar aquí.

Los efectos palpables de la ambición continuista de la cúpula morada, quedaron registrados por el recién fallecido Hugo Tolentino Dipp, en una comparecencia televisiva en la que precisó: “Cuando pienso en el PLD, sólo pienso en el daño que ese partido le ha hecho a este país. En el daño histórico porque no es un daño coyuntural, es un daño histórico.

“Ese partido ha borrado todo lo que se había ganado como avance democrático. Aquí no hay división de poderes, andan manga por hombro la corrupción, la impunidad, y la justicia haciendo lo que le da la gana.

“Sólo se piensa en la reelección para mantenerse en el poder enriqueciéndose más y más.

“Es un asco a lo que esta gente han llevado a la sociedad dominicana.

“Todo está inficionado de oportunismo y de corrupción, no hay principios”.

Queremos ofrecerte lo mejor de nosotros
¿Te gusta el contenido de este artículo?

Compartir
Noticia anteriorSe mantuvo la llegada de turistas de EU
Noticia siguiente¡Al filo de paz!