Puertas para armarios: ¿Cuál elegirías para tu habitación?

Las puertas de los armarios tienen la suficiente “fuerza” para embellecer tu habitación. Fuente Externa
En el mercado existen múltiples opciones: puertas plegables, correderas y de espejo, esta última muy demandada por las mujeres

Para estar a la vanguardia en decoración, no solo basta con obtener el producto sino que hay que asegurarse que vaya acorde con nuestro estilo. Más allá de ordenar ropas, zapatos, accesorios, carteras y una que otra cosa en nuestro armario, hay que sentirse satisfecho con el aspecto que este tenga.
¿Cuál modelo de armario preferirías? Si aún no te decides o no sabes qué modelos se encuentran en el mercado, en este artículo te mostramos cinco opciones.

Puertas correderas

Entre los armarios se destacan los modelos de puertas correderas, que son ideales para esos espacios del hogar en los que no hay cabida para los armarios de puertas abatibles (puerta que se abre hasta formar un ángulo de 90° grados gracias a las bisagras que se encuentran insertadas en el marco). Este modelo permite aprovechar mejor los espacios del hogar.

Plegables

Este tipo de puertas para los armarios, es ideal para aquellas personas que disponen de un espacio pequeño. Se distinguen de las demás por poseer un sistema de acordeón que hace que la puerta se pliegue sobre sí misma, ocupando el espacio equivalente al de una de las hojas.

Con espejo

Las puertas de espejo, se han convertido en las favoritas de las mujeres. Se emplean para agrandar la habitación y para obtener mayor luz. Por lo que los espejos son de gran utilidad y puedes jugar con las dimensiones espaciales. Dando sensación de profundidad, además, la luz del exterior se ve multiplicad.

Puertas giratorias

Aunque no son muy habituales en las casas; cuentan con una estructura fija que hace que las hojas se muevan en forma circular. Este tipo de puertas son recomendadas para espacios grandes.

Con acabado en madera

Existen armarios con las puertas de madera en todos los estilos: rústicos, minimalistas, modernos o clásicos. Solo tienes que encontrar el color acorde a tu estilo. Los más habituales son los de wengué, roble, pino o cerezo.

Queremos ofrecerte lo mejor de nosotros
¿Te gusta el contenido de este artículo?

Compartir
Noticia anteriorPremios Juventud con toque dominicano
Noticia siguienteAbre exposición en honor a la agricultura