Conociendo al escultor Freddie Cabral V

En mi tiempo en Paris trabajé mucho con el barro, pero me faltaba el metal y la madera. ¿Qué pasaba con la madera? … había estudiado en APEC talla en madera, pero me decía: los tallistas dominicanos son demasiado buenos. Siempre me ha gustado hacer cosas nuevas y diferentes. Ya estaba Prats Ventós, Gaspar Mario Cruz y Luichy Martínez Richiez. Esto me guía a explotar el metal y el barro, procurando presentar una producción distinta a lo que había primado hasta ese momento. No obstante, encontrándome en Paris, me doy cuenta de que los escultores debían combinar trozos de madera que encontraban por las calles para poder trabajar, entonces pensé: en mi país hay mucha madera buena y me estoy negando. Como artista caribeño, la madera debe ser mi fuente inmediata. De manera que cuando regreso a la República Dominicana, se manifiesta un hambre feroz por trabajar todo lo que fuera madera y es así como empiezo un nuevo recorrido en mi carrera a partir de este material. Es difícil encontrar un escultor que trabaje distintos materiales como es mi caso, pero esto ha sido por las circunstancias, ya que en función de cada etapa me ha correspondido hacer piezas en barro, en metal y en madera. Así lo ha confirmado el maestro Freddie Cabral, un ser noble, íntegro, cargado de sensibilidad, con una visión única, quien se ha dado a la tarea de crear un espacio sin igual, depositario de una nutrida muestra de su producción visual. Desde que se accede a aquel espacio museístico, nos acogen piezas muy particulares, en los más diversos materiales. Y es que al artista todo le sirve, pues su vasta experiencia le ha permitido conocer en esencia los materiales más diversos. Desde su infancia, sus manos fueron bendecidas para moldear, armar, configurarlo todo. El arte ha estado en él siempre; es su esencia, su fuente vital de energía, la cual transmuta por medio de materiales intensos, en los que la forma y el volumen dejan fluir su propia naturaleza. Les invito a la Casa Museo del maestro Freddie Cabral, ubicada en la Ave. Quinto Centenario No. 24, Edificio Óleo, 2do. Nivel.

Queremos ofrecerte lo mejor de nosotros
¿Te gusta el contenido de este artículo?

Compartir
Noticia anterior“Saborea” los platos típicos de Austria
Noticia siguienteHéroes de Junio. La Historia Prohibida