Originar o desembocar en, no desencadenar en

El verbo desencadenar no rige la preposición en, por lo que se aconseja escribir que una situación desencadena algo, mejor que desencadena en algo.

En los medios de comunicación, son frecuentes frases como las siguientes: «La situación en Honduras ha desencadenado en un golpe», «La paliza que recibió la mujer desencadenó en dos homicidios» o «Los trastornos del sueño pueden desencadenar en una depresión».

Desencadenar significa, en el sentido que se le quiere dar en los ejemplos, ‘originar, provocar o dar salida a movimientos del ánimo, hechos o series de hechos, generalmente apasionados o violentos’. Lo desencadenado es el complemento directo del verbo y nunca va introducido por la preposición en. La inclusión de la preposición sobrante en los ejemplos anteriores quizá se deba a una confusión con el verbo desembocar, que sí rige la preposición en.

Por lo tanto, en esos casos habría sido recomendable escribir «La situación en Honduras ha originado un golpe», «La paliza que recibió la mujer desembocó en dos homicidios» y «Los trastornos del sueño pueden desembocar en una depresión».

Aun así, si se prefiere emplear el verbo desencadenar, la forma adecuada será sin la preposición en: «La situación en Honduras ha desencadenado un golpe», «La paliza que recibió la mujer desencadenó dos homicidios» y «Los trastornos del sueño pueden desencadenar una depresión».

Queremos ofrecerte lo mejor de nosotros
¿Te gusta el contenido de este artículo?

Compartir
Noticia anteriorBalonmano y su gran reto en Lima
Noticia siguiente“El Nene” ya tiene fecha para su concierto en la Arena del Cibao