Aventura GPS

Fuerte relación de confianza la de conductor- GPS. A menudo enmarañadas o raras, las rutas que el navegador indica para esquivar tapones en Santo Domingo me intimidan, y en principio reacciono con resistencia a seguirlas. Me he hallado transitando por zonas ignotas y con atmósfera de peligrosas, para colmo. Sin embargo, el resultado acostumbrado es expedita llegada a mi destino. Entonces me sonrío de la “aventura” y la ganada realización de conducir por lugares de esta capital dominicana nuevos para mí. Pienso que tal como se abraza la aventura del navegador, con audacia, arrojo y confianza, vale abrazar la vida. Acoger cada experiencia como incitadora peripecia y apreciar su valor. Tras una travesía presuntamente oscura podría estar una victoriosa luz.

Queremos ofrecerte lo mejor de nosotros
¿Te gusta el contenido de este artículo?

Compartir
Noticia anteriorGeneral Acosta Castellanos rompe el silencio
Noticia siguienteJerry Rivera, la salsa “de lujo” que vence al tiempo