Reelección

En Estados Unidos, el presidente Franklin Delano Roosevelt rompió la tradición de no postulación presidencial para un tercer mandato, al repostularse tres veces. La historia lo recoge como único presidente allí con cuatro mandatos. Fue eso lo que dio pie a la Vigésimo Segunda Enmienda Constitucional (1947), en virtud de la cual el presidente no puede optar por un tercer mandato, condición para favorecer la alternabilidad en el poder, lo saludable en democracia. Nosotros intentamos seguir a Estados Unidos y adoptamos su modelo, pero siempre pende la amenaza de reformar la Constitución y abrir las compuertas de la reelección para favorecer al presidente de turno, señal de inmadurez democrática. ¿Cuándo maduraremos políticamente y dejaremos atrás la eterna cuestión de la reelección presidencial?

Queremos ofrecerte lo mejor de nosotros
¿Te gusta el contenido de este artículo?

Compartir
Noticia anteriorAdames, ¿qué viene ahora?
Noticia siguienteMedina se reúne con el sector eléctrico