Intec apuesta firme a la investigación y a su conexión con la sociedad

El doctor Rolando Guzmán enumeró las principales iniciativas que lleva a cabo Intec.
La academia ya tiene cuatro patentes y actualmente lleva a cabo 60 proyectos de investigación simultáneos

Aunque la investigación sigue siendo una asignatura pendiente en la mayoría de las universidades dominicanas, el Instituto Tecnológico de Santo Domingo (Intec) constituye un referente obligado en materia de innovación que ha potenciado el quehacer científico en sus casi 50 años de existencia, logrando ser la primera institución de educación superior del país en obtener una patente de invención universitaria y que en la actualidad, lleva a cabo 60 proyectos de investigación de manera simultánea en distintas áreas.

Su rector, Rolando M. Guzmán. explica que a la primera patente de un catalizador que reduce la contaminación de los vehículos de motor, obtenida en el 2016, le han seguido otras tres: un dispositivo de mano para la preparación de comidas, una especie de vehículo anfibio para la locomoción en el agua de personas con problemas de movilidad y un mosaico solar fotovoltaico que genera energía limpia en espacios públicos.

También han desarrollado otros cuatro inventos entre los que figuran una silla de ruedas multidimensional, un dispositivo que ayuda a predecir el proceso de maduración de la fruta y un dispositivo que alarga la vida de las baterías, todos con la vocación última de ser transferidos a los sectores productivos nacionales en beneficio del país.

Al ser entrevistado en el Almuerzo Semanal de Multimedios del Caribe por el director de este diario, Osvaldo Santana, el subdirector Héctor Linares y el jefe de Redacción de apertura, Héctor Marte, el académico explicó que la institución también es pionera en cuanto a la creación del primer doctorado nacional en ciencias para contribuir al desarrollo sostenible del país.

Según el doctor Víctor Gómez Valenzuela, Vicerrector de Investigación y Vinculación, los proyectos de investigación en curso cuentan con un financiamiento que supera los US$ 6 millones provenientes de fondos externos del Gobierno nacional y estadounidense, así como de instituciones europeas.

Sostuvo que la fuerte vocación investigativa cultivada durante cuatro décadas a través del Fondo de Investigación le ha permitido desarrollar un “know how”, o saber hacer que genera confianza dentro y fuera del país.

Una fuerte vinculación social

Otra de las fortalezas del Intec, a decir sus autoridades, es su trabajo de vinculación social y en materia de producción de conocimiento en entidades como el Centro de Género, que constituye un referente en materia de género e inclusión; el Centro de Empresa Gobierno y Sociedad, que trabaja en el acompañamiento y formulación de políticas públicas como el Plan Decenal de Salud (Plandes) junto al Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y el Ministerio de Salud, así como los Centros de Estudio Ambientales y el de Matemática Computacional.

Sobre este último, dijo que su grupo de investigación en matemáticas aplicadas produce dos tercios de toda la producción científica de alto nivel del país en esa materia con una alta visibilidad internacional.

Asimismo, resaltó que las contribuciones de los Observatorios de la Seguridad Social, de Cambio Climático, de Logística y transporte y de Comercio Internacional, evidencian la fuerte conexión de la universidad con los sectores productivos nacionales y las problemática sociales.

A este quehacer se suma la labor que realiza el Centro de Emprendimiento e Innovación, pionero en el trabajo de promoción de la cultura emprendedora y de vinculación con sectores productivos, que han permitido recientemente el desarrollo de un proyecto con financiamiento del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) para crear un laboratorio de innovación e inteligencia territorial.

Rolando Guzmán dijo que el hecho de que Intec ha mantenido el oído puesto en la dinámica social y política del país le permitió establecer una agenda de colaboración con instituciones académicas chinas antes de la apertura de las relaciones diplomáticas de la República Dominicana con el gigante asiático, que transcienden de la enseñanza del idioma mandarín y abarcan actividades científicas y culturales, intercambios de profesores y estudiantes y becas de maestría y doctorado, que tienen como fin último la transmisión de la cultura china a través del Instituto Confucio.

“Nos sentimos muy contentos de que eso va marchando a ritmo de crucero, bastante acelerado y estoy seguro de que va a ser de mucho provecho y al mismo tiempo quisiera destacar de que estamos en víspera de desarrollar conjuntamente con instituciones chinas otros proyectos que esperamos sean aprobados, como es el desarrollo de un modelo de comercio electrónico entre el Intec, el Instituto Postal Dominicano (Inposdom) e instituciones chinas”, reveló.

El rector de la universidad, con una matrícula de 4,500 estudiantes, recordó que esa institucion de educación superior, aunque de naturaleza privada, nació para contribuir a mejorar las condiciones de vida de los dominicanos por su fuerte vocación pública en el ámbito social.

Para Guzmán las universidades deben hacer conciencia de que no pueden estar aisladas del resto de la sociedad y limitarse únicamente a la formación de profesionales, sino que deben verse a sí mismas como agentes de cambio social con capacidad de transferir sus conocimientos a la sociedad.

Víctor Gómez Valenzuela, María Machado, Rolando Guzmán, Arturo del Villar y Roxana Brady.

95% de sus egresados consiguen trabajo al año

Según el rector de Intec, esta universidad también se destaca por el alto nivel de empleabilidad de sus egresados, al punto que el 95% de ellos consiguen trabajo al año de haberse graduado, mientras otro 40% ya se ha insertado al mercado laboral al momento de graduarse. Guzmán resalta con orgullo la alta valoración que tiene la sociedad de esta institución según una encuesta de patrimonio institucional que revela que más del 90% de los encuestados la ve como una entidad comprometida con el desarrollo del país. La coordinadora académica de Economía y Negocios, Roxana Brady, explicó que Intec cuenta con un sistema de aprendizaje transformador que brinda apoyo a los estudiantes mediante tutorías y mentorías desde antes de ingresar a la carrera, a lo largo de ella y hasta que se insertan en el mercado de trabajo.

Comités Consultivos contribuyen a mejorar

La universidad cuenta con Comités Consultivos en todas las carreras integrados por personalidades ligadas a cada uno de los sectores, que inyectan información para el proceso de mejora continua del currículo, la adecuación de los planes de estudio, la detección de necesidades y, al mismo tiempo, permiten transmitir a esos sectores los conocimientos, ideas e innovaciones que se generan al interior de la universidad. Otras formas de vinculación de la academia con la sociedad se da a través de consultorías como explica el decano del Área de Ingenierías, Arturo del Villar, quien destaca un proyecto desarrollado recientemente con una empresa de telecomunicaciones que consiste en un modelo predictivo de deserción de clientes basado en inteligencia artificial. Dijo que una iniciativa de gran impacto social en el ámbito de la ingeniería consiste en identificar los “puntos negros” donde ocurren la mayor cantidad de accidentes del país a fin de reducir los riesgos de muerte por esta causa. Explicó que este proyecto de seguridad vial que se desarrolla con el auspicio de Barrick Gold y la Cervecería Nacional Dominicana, el Ministerio de Obras Publicas y el Instituto de Tránsito Terrestre (Intrant) en la carretera Duarte y abarca a Cotuí, La Vega, Santiago y Los Alcarrizos no busca únicamente identificar y georreferenciar los puntos de mayores riesgos sino también mejorar la señalización, los cambios de vías, entre otros aspectos.

Queremos ofrecerte lo mejor de nosotros
¿Te gusta el contenido de este artículo?

Compartir
Noticia anteriorEl Alfa y Bad Bunny, una química musical de película
Noticia siguienteHRW dice que a dominicanas se les niegan derechos sexuales