Facebook marca a usuarios como “agentes de odio” por su comportamiento dentro y fuera de la Red

Facebook rastrea el comportamiento de sus usuarios dentro y fuera de esa plataforma para determinar si debe catalogarlos como “agentes de odio”, según indica un documento interno de esa empresa que ha obtenido el portal Breitbart.

Ese texto, titulado ‘Revisión de la política del agente de odio’, describe una serie de “señales” que Facebook utiliza para determinar si alguien debe ser marcado como “agente de odio” y expulsado de la plataforma.

La amplia gama de comportamientos dentro y fuera de la red social incluye elogiar, entrevistar o coincidir en el mismo evento con la persona equivocada, así como identificarse con una “ideología de odio designada” o defenderla.

Otras “señales” son más vagas, como poseer “parafernalia de odio” o “tatuajes” con símbolos o consignas de odio, de los que no aparecen ejemplos.

El discurso del odio ocupa un lugar destacado en esa política de Facebook, aunque su definición es un poco más amplia de lo que suele significar esa expresión.

Por ejemplo, un comentario de odio de “nivel 2” sería llamar a alguien “estúpido”, “feo” o incluso “mentiroso” si se determina que se hizo sobre la base de “una característica protegida”, como raza, religión u orientación sexual. Asimismo, el “nivel 3” consiste en “llamadas a excluir o segregar a una persona” en función de su presunta estupidez, fealdad, mentiras, etc.

Hacer tres o más comentarios considerados “discurso de odio” en una sola declaración o aparición o realizar cinco en un mes constituye “una señal”. De hecho, los ‘cazadores’ de odio de Facebook pueden retroceder dos años en su búsqueda de material incriminatorio, que puede incluir “declaraciones públicas” o “realizadas en privado y luego hechas públicas”.

Queremos ofrecerte lo mejor de nosotros
¿Te gusta el contenido de este artículo?

Compartir
Noticia anteriorMinistro Benítez visita provincias del Este y Sur del país
Noticia siguienteTribunal se reserva para el 19 de Junio fallo contra implicados en caso del periodista Blas Olivo