Minerd coordina un plan contra la violencia escolar

El ministro de Educación, Antonio Peña Mirabal y la magistrada Olga Diná Llaverías, de la Dirección Nacional de Niños, Niñas y Adolescentes, se reunieron ayer para coordinar acciones conjuntas contra la violencia en los centros educativos públicos.

Ambos funcionarios mostraron su preocupación por los casos de violencia física entre estudiantes, que abarca maltrato psicológico o bullying con graves daños emocionales y acoso sexual de docentes a sus alumnos.

“Primero como padre que soy, y luego en mi condición de ministro de Educación que debo velar por un buen ambiente escolar, me identifico con la preocupación de los padres y tutores ante la creciente e inaceptable situación de violencia física, emocional y sexual que se genera en nuestros planteles escolares, fenómeno que estamos decididos a frenar con el valioso y oportuno concurso de la magistrada Diná Llaverías”, dijo.

Precisó que a lo largo de la reunión pudo conocer la disposición y buena voluntad de la magistrada para coordinar con el Minerd un programa nacional contra todo tipo de violencia.

“Estamos planificando un plan nacional y bien estructurado entre el Minerd y la Dirección de Niños, Niñas y Adolescentes de la Procuraduría General de la República, con la implementación de talleres comunitarios a las familias, orientaciones permanentes en las escuelas, entrenamientos a los que tienen la responsabilidad de gestión en los planteles escolares, a los docentes y al resto del personal”, refirió.

Reiteró su llamado a las familias para que acompañen este esfuerzo y trabajar para mejorar los ambientes con un cambio radical de violencia por la paz, “la tranquilidad y el sosiego que se requieren para alcanzar la calidad en el proceso enseñanza-aprendizaje de los estudiantes y generar una mejor sociedad”.

Uno de los primeros pasos que darán será la realización de un taller nacional de orientación y capacitación a los directores de las 18 regionales y de los distritos educativos.

Preocupación
Funcionarios mostraron su preocupación por los casos de violencia física entre estudiantes, que abarca maltrato psicológico o bullying con graves daños emocionales.

Queremos ofrecerte lo mejor de nosotros
¿Te gusta el contenido de este artículo?

Compartir
Noticia anteriorCrecimiento urbano sin control impacta en recursos naturales
Noticia siguienteTío de Argenis no será procesado en caso Yuniol