Las nuevas campañas políticas

En las últimas décadas la humanidad ha experimentado cambios acelerados en distintos ámbitos de la vida social. La política es uno de ellos. Un claro ejemplo de esto fue la manera en que se desarrolló la campaña política para el referéndum del Reino Unido, en que se aprobó su salida de la Unión Europea. En la película “Brexit: the uncivil war” (2019) se recogen las características de esta campaña, a partir de la contratación del asesor y estratega político Dominic Cummings. Sus propuestas significaron una ruptura con la forma tradicional de hacer política y de desarrollar una campaña electoral.

Cuatro elementos de la nueva política se reflejan en el film. En primer lugar, se destaca el potencial que ofrece la tecnología de la información y la comunicación para una campaña exitosa.
Internet y las redes sociales dieron la posibilidad a los promotores del Brexit, de acumular una gran cantidad de datos sobre las expectativas, preferencias y temores de los electores. Esto les permitió diseñar, producir y distribuir mensajes políticos al gusto de cada elector. En dos de las elecciones recientes en América Latina, Brasil y El Salvador, el papel de las redes sociales fue determinante.

El segundo elemento relevante es que los defensores del Brexit definieron una campaña dirigida a los sentimientos de los votantes, elaborando mensajes con resonancia emocional.
Explotaron “las esperanzas, sueños, aspiraciones y miedos de los electores”. La campaña se centró en los ciudadanos descontentos con la política. Se estructuró un discurso demagógico, elaborado en función de lo que los electores querían escuchar. El gran reto de la política hoy, es cómo llegar a los ciudadanos con discursos que además de la razón, apelen a los sentimientos, pero sustentados en propuestas programáticas viables.

Un tercer aspecto que se refleja en el film, es que en la campaña se evitó abordar temas complejos que eran demasiado grandes, complicados y lejanos para los electores. Se prefirieron los temas sencillos, como los de costo y control. Es decir, lo que paga Reino Unido por participar de la UE y el poder soberano de los ciudadanos. A partir de ahí se definió un slogan sencillo y muy poderoso: “vota salir, recupera el control”.

Por último, la campaña a favor del Brexit hizo un uso intensivo de las fake news o noticias falsas, con el propósito de manipular a los electores. Estos factores tienen mucho peso en la forma actual de hacer política. Los estrategas, partidos, ciudadanos y órganos electorales, deberán tomarlos en cuenta para limitar los efectos negativos y potenciar aquellos elementos que favorecen una campaña política más cercana a la gente.

Queremos ofrecerte lo mejor de nosotros
¿Te gusta el contenido de este artículo?

Compartir
Noticia anterior“Esta noche me embarazo” al Teatro Nacional
Noticia siguienteCodopyme: para subir salarios hay que reclasificar