“Me di a respetar por amor y no por autoridad”

Leonarda y Luisa se consideran mejores amigas, socias y cómplices de aventuras. Wilmer Jiménez
A sus 82 años, Leonarda Julián explica que el éxito de criar y educar bien a los hijos está en hacerlo con amor y sin recurrir a la violencia

¿Cuáles son esas acciones que contribuyen a crear y fortalecer una buena relación con los hijos? Para contestar esta pregunta Leonarda Julián de 82 años y madre de Luisa Féliz, productora de la revista Buen Vivir y José Féliz (actualmente vive en EE.UU), relata: “un día, mientras me encontraba en el frente de mi casa, un limpiabotas me dice: ¿va a limpiar? Al instante que le digo que no, le hice una demostración de cariño pasándole la mano por la cabeza”. Ante este gesto, señala que un señor vociferó “no le pase la mano por la cabeza y regálele 50 pesos…”Para Leonarda, lo que ese señor nunca entendió en sus años de vida es que el dinero se gasta, más ese cariño que recibió ese niño perdurará en su corazón y no lo olvidará.

Sobre ello, comenta que la sociedad está viviendo una época en la que se le da más importancia a las cosas materiales que a lo que verdaderamente vale: las demostraciones de amor, que son las que ayudan a crear y fortalecer los lazos entre los seres queridos. “Las madres deben educar sus hijos para que sean felices, no para que sean ricos. Hoy, la gente se preocupa más por el dinero, que por tener una compenetración con sus hijos, con un hermano, un amigo…”, expresó Leonarda, a la vez que señala: “vengo de una familia muy amorosa, y esa fue mi técnica para criar. Nunca me pegaron. Ellos me enseñaron que con golpes nadie se educa”.

En aquel tiempo, cuando sus hijos eran pequeños, trabajaba nueve horas, y aún así sacaba tiempo para educarlos. “Les enseñé sobre el orden y cómo preparar los alimentos sin desperdiciarlos, entre otras normas muy importantes”.

Sobre su hija

De una forma muy emotiva, Leonanda confiesa que cuando nació Luisa, la menor, dice que se sintió completa. A la fecha son cómplices de viajes, socias, con gustos parecidos, emprendedoras y con una alta pasión por la cocina. “Luisa es una hija excelente, cariñosa, dulce, trabajadora. Siempre ha sido obediente conmigo”, dice.

Cualidades

Luisa revela que admira la fortaleza, la tenacidad y la valentía de su madre, quien durante su educación, le enseñó que el trabajo dignifica. “Mi mamá cuando se propone un objetivo, lo logra. No le tiene miedo a enfrentar obstáculos en la vida. El ser humano vive lleno de temores, sin embargo, cuando ella tuvo que ponerse los pantalones de ser mamá, en ausencia de papá, salió hacia adelante, como siempre lo ha hecho”, manifiesta Luisa. Comparte con elCaribe, que su mamá sigue teniendo sueños y proyectos que piensa realizar… “No se queda atrás. Es una mujer muy culta, que vale mucho. Además, tengo que decir que la cocina nos une… Es de esas cocineras que con dos ingredientes te hace un plato exquisito y eso es saber cocinar, porque con una despensa llena cualquiera te cocina”, puntualiza. Asimismo, exhorta a los hijos que vivan el día día demostrándole amor a sus progenitores, porque puede que mañana sea tarde.

A esta edad he aprendido que el dinero no da la felicidad. El dinero se gasta, pero el día en que mamá te da un abrazo, eso te lo llevas siempre”.
Leonarda Julián

Para mí lo más importante es que los hijos valoren el presente con sus padres, porque hoy nos despedimos de ellos, sin saber si el mañana existe”.
Luisa Féliz

Queremos ofrecerte lo mejor de nosotros
¿Te gusta el contenido de este artículo?

Compartir
Noticia anteriorFirpo por ahora solo desea jugar en España
Noticia siguienteLos escenarios de Medina