Fue reconocido con el premio Global Student Entrepeneur Awards (GSEA), la principal competencia mundial para estudiantes emprendedores

La pasión por el sector automotriz germinó en José Orlando Domínguez desde que era pequeño. Sin embargo, no fue hasta que cumplió los 15 años, cuando buscaba alguna idea para emprender, que junto a un amigo desarrolló DOVA Wash, un negocio de lavado de autos a domicilio.

“Gracias a esta idea, despertó en mí más el amor por los vehículos, me encantaba aplicarle diferentes productos de limpieza y ver cómo quedaban. Al mismo tiempo, descubría todas las imperfecciones que tenían estos productos”, cuenta Domínguez.

Tiempo después, este joven de apenas 23 años tuvo que cerrar el lavado de autos. No obstante, aprovechó para aprender con su padre a fabricar productos de limpieza para el hogar, lo que le permitió crear su segundo negocio.

Domínguez recuerda que vender productos de limpieza era algo que disfrutaba mucho, pero a la vez lo desilusionaba, ya que consideraba que la gente le compraba por pena, y no porque valoraran sus productos como artículos de calidad a buen precio.

Dos años después, Domínguez recibió la llamada de un amigo que estaba buscando gel de gomas y champús para un negocio de lavado de autos. “No los tenía disponibles, pero podía prepararlos”, fue lo que atinó a responder este emprendedor. Tras lo cual se enfocó en la fabricación de esos productos.

Te recomendamos

“Las primeras producciones fueron pésimas, pero a través de los meses según fui captando las quejas de los clientes pude descubrir las formulaciones correctas y lo que el cliente realmente quería”, reconoce, al tiempo que acepta que al principio fue un reto, pues estaba a mitad de la carrera de Ingeniería Industrial en la Pontificia Universidad Madre y Maestra (PUCMM).

“Muchas veces mis clases se terminaban a las 6 de la tarde y tenía que salir corriendo al negocio para terminar de fabricar todo, para posteriormente entregarlo. Fueron muchas las veces que pensé en dejar todo, pero tenía claro una cosa, y es que detrás de todo sacrificio hay una recompensa. Basado en este concepto pude terminar mis estudios y seguir adelante”, subraya.

Tras todo eso, Domínguez pudo consolidar formalmente Novo Bright, una empresa enfocada en la fabricación de productos para la limpieza de vehículos amigables con el medio ambiente.

“Nuestro primer producto fue el Gel de Gomas Regular Clear y el champú normal, productos muy competitivos pero pocos innovadores, por lo que tenía la oportunidad de ir probando y buscando nuevas ideas que generarán mayor impacto en el mercado”, asegura Domínguez, quien expresa que después de un año de trabajo agregó un nuevo producto; el Black Shine Premium, el primer gel de gomas completamente negro en el país.

“Esto para todo el mercado fue una innovación, puesto que nunca habían tenido la oportunidad de ver algo así. Después de que comenzamos a venderlo, nuestras ventas aumentaron de 100 galones mensuales a unos 1500 galones, los clientes llegaban interesados de todas las partes del país. Aprovechamos este auge para así reformular la estructura química de todos los productos, crear un nuevo logo, posicionarnos poco a poco en nuestra ciudad natal Santiago, y así abrirnos caminos al resto de República Dominicana”, indica.

Actualmente, Novo Bright posee una variedad de productos además del gel y el champú. Domínguez amplió su gama con ambientadores de fragancias exclusivas, limpiadores multiusos, protectores de Vinil Top Shine, y Crema de Lether Premium. “Fabricamos todos nuestros productos completamente ecológicos como nuestro gel de gomas 50% materia prima biodegradable, 50% agua dándonos productos sostenibles”.

Domínguez resalta que la tasa de aceptación de sus productos en el mercado ha crecido significativamente. Hoy día Novo Bright tiene más de 350 clientes con alto flujo de compra promedio mensual.

“Siempre incitamos a nuestros clientes a dar su opinión, puesto que nos manejamos bajo un sistema de críticas constructivas que van optimizando nuestras oportunidades de mejora con el fin de crecer mucho más en el futuro”, valora.

Este joven emprendedor, reconocido el año pasado con el premio Global Student Entrepeneur Awards (GSEA), la principal competencia mundial para estudiantes emprendedores organizada por Entrepreneur’s Organization (EO), dice que tuvo que enfrentar varios desafíos, como hacer que el producto fuera funcional a un bajo costo.

“Podía tener el mejor producto del mercado pero si me salía de los precios no tenía nada interesante que ofrecer. Otro reto fue el de mejorar la entrega a tiempo, en esta clase de negocios los clientes son muy exigentes con el tiempo puesto que muchos de ellos ofrecen un servicio que no puede esperar. A lo que adaptarme a ese sistema fue muy incómodo, muchas veces tenía que salir con un galón en la mano a resolver cualquier emergencia de algún cliente”, añade.

Domínguez advierte que otro reto fue el transportar los productos, pues comenzó su negocio sin vehículo y la mayor parte de las entregas si no las hacía en un trasporte propio, buscaba los vehículos de los familiares, amigos o del primero que apareciera dispuesto a ayudar.

“Para finalizar –acota–, uno de los retos más fuertes fue el de producir la cantidad que me pedían, puesto que los pedidos estaban aumentando en tan corto tiempo que ya ni tenia capital para entregarle a todo el mundo, por eso me arriesgué y tomé muchos préstamos para lograrlo, junto con mi pequeño equipo de trabajo logramos superar diversos obstáculos hasta estandarizar todos los procesos”.

NovoBright ha participado en varias competencias de emprendimiento en la PUCMM, Banco Popular, Banco de Reservas y en organizaciones privadas que fomentan el emprendimiento, resultando finalista en todas.

“Estos reconocimientos –admite- representaron un honor. La verdad es que me enseñaron a defender mis ideales, tener un propósito claro, conocer personas increíbles, modificar mi forma de hablar y creer en mí mismo”.

En cinco años, Domínguez espera poder tener más de 1500 clientes fijos, desarrollar posiciones en todo el país “para así suplir a cualquier cliente, y aumentar mucho más nuestra gama con productos novedosos a un precio asequible para el mercado local”.

Insta a jóvenes a creer en sus ideas para negocios

José Orlando Domínguez recomienda a los jóvenes que piensan en emprender a enfocarse en aquello que más les gusta “sin importar lo que los demás piensen”. Asimismo, señala que “para ser emprendedor hay que ser ambicioso, pero saber lo que queremos hacer con nuestros ingresos. Mi recomendación es que nunca mal gastes el dinero de tu proyecto en cosas materiales para ti. Inviértelo, desarrolla nuevas ideas para que tus beneficios aumenten”. “El fracaso es solo una excusa, el éxito, un compromiso que hay que mantener diariamente, sin descansos”, considera Domínguez que es el secreto para triunfar en la vida.


¿Ya conoces nuestro canal de YouTube? ¡Suscríbete!