Diáspora siempre cerca

195

¿Qué tiene esta “esfinge de patas imperfectas” que ninguno la olvida, viva en Cayo Hueso o en Seattle? ¿Qué tiene este agreste pedazo de tierra “oriundo de la noche”, que nadie lo borra de la mente, viva en Chicago o en las Rocallosas? ¿Qué esperanza depara esta realidad mordiente, que no hay quien le sea indiferente, no importa si gasta sus jornadas extrayéndole el dólar a la máquina o construyendo futuro en la academia? En verdad no puedo precisar la razón del misterio. Sólo digo que me apasiona ser dominicano cada vez que en Florida, Nueva York o Chicago, alguien me pregunta con igual pasión: “¿Cómo está nuestra tierra?”.

Queremos ofrecerte lo mejor de nosotros
¿Te gusta el contenido de este artículo?

Compartir
Noticia anteriorEl ADN elevará la verja del cementerio Máximo Gómez
Noticia siguienteSNS dotaría de más recursos a hospitales mejoren indicadores