Como lo creíste

Las sagradas escrituras nos hablan de fe como el reposo de Dios; cuando Él entra en el escenario pasas a ser un espectador convencido, sin ansiedades, como si leyeras el salmo 34 donde asegura: “hay un final dichoso para el hombre de paz”. Esa paz significa venir del futuro hacia la plataforma del presente habiendo conocido su voluntad. Cuando su palabra lo afirma, lo creo. Lo vislumbro por fe, lo monto en mi lenguaje, lo fotografío con mi mente y lo escucho latir en mi corazón. Su palabra es realidad inquebrantable, está previsto, es cuestión de tiempo. Reposa, como la mariposa, espera pacientemente, renuévate en la paz extravagante de la confianza. Esperas lo que crees, porque solo tú has visto lo que has visto y como creíste será hecho.

Queremos ofrecerte lo mejor de nosotros
¿Te gusta el contenido de este artículo?

Compartir
Noticia anteriorCC conocerá la conformación de comisión electoral
Noticia siguienteToronto sube a Vladimir Jr.; jugará mañana