“Observatorio”

En nuestro país la condición de “líder” más que de méritos personales, ideas o conceptos políticos y sociales, depende de tener esa persona acceso al presupuesto público, medio de favorecer a los seguidores –clientela-, con variadas prebendas. Es efecto de nuestro atraso económico, el capitalismo tardío del que hablaba Juan Bosch, que determina que seamos una sociedad que medra alrededor del Estado paternalista. “Clientelaridad” desbordada es la madre de toda la corrupción en el Estado dominicano. Así, requerimos un observatorio estratégico: qué tan clientelares son nuestros “líderes” políticos. Para esto básicamente preguntarnos cuáles de ellos, incluyendo legisladores, funcionarios, precandidatos a cargos electivos, tienen algún mérito humano o social genuino, más allá de determinada capacidad de reparto del dinero público. Mirémoslos.

Queremos ofrecerte lo mejor de nosotros
¿Te gusta el contenido de este artículo?

Compartir
Noticia anteriorAbren planta del Grupo Lácteo Caribe
Noticia siguienteCNCP pide nueva reclasificación de las empresas