Ganaderos del Noroeste claman por mayor atención al Gobierno

60

La Asociación Dominicana de Productores de Leche (Aproleche) y la Federación de Ganaderos del Noroeste (Fedegano) demandaron del Gobierno que ofrezca una asistencia intensiva a toda esta región, declarada en virtual estado de emergencia a causa de la prolongada sequía de más de siete meses, que ha provocado la muerte de más de 5 mil cabezas de ganado.

Eric Rivero, presidente de Aproleche, acompañado de otros dirigentes de la institución, así como de Fedegano, encabezados por Blanco Peralta, encabezaron un extenso recorrido por numerosas comunidades de las provincias Santiago Rodríguez, Valverde, Dajabón y Montecristi, en las que pudieron constatar los terribles daños causados por la sequía, en cuyos predios ganaderos abundan las reses muertas de hambre y de sed.

Al término del recorrido, el presidente de Aproleche, reproduciendo el clamor de los pequeños y medianos productores de esta región ganadera, la más importante del país, señaló que la ayuda que hasta ahora les ha ofrecido el Ministerio de Agricultura para hacerle frente a esta dramática situación, ha sido netamente insuficiente.

“La presencia del Gobierno tiene que ser mucho más fuerte, mucho más activa, porque realmente es dramático lo que se vive aquí. Estamos verdaderamente conmovidos por lo que estamos viendo”, declaró.

“Más que paliativos, se necesita urgente ayuda masiva”, agregó.

Hace varios días, el Ministerio de Agricultura prometió pagar las reses muertas a cada ganadero afectado.

Al respecto, Blanco Peralta señaló: “Lo que se necesita es asistencia masiva y oportuna para que el ganado que queda en pie se salve, porque salvar 50 vacas es más económico que pagar una vaca…Es más importante para el productor que se salven las que están vivas a que le paguen las que se  murieron”.

El presidente de Fedegano dijo que son más de 5 mil las reses que se han muerto, según los reportes de las 59 asociaciones que integran la federación ganadera.

Y efectivamente, eso se evidenció durante el recorrido que abarcó más de veinte hatos de pequeños y medianos productores de leche, en cada uno de los cuales permanecen, ya incinerados, los restos del ganado exterminado por la falta de agua y alimentos, en medio de un terral desértico.

Ante esta dramática situación, la peor que ha atacado al Noroeste en los últimos años, la asistencia de Agricultura es mínima, pues, según lo declarado por numerosos ganaderos, de más de 200 sacos de afrecho que un productor demanda en estos momentos, la Oficina Regional de Agricultura apenas les entrega dos o tres.

Domingo Espinal Collado, dirigente de Aproleche, hizo un llamado a las autoridades para que, además, dispongan el envío urgente de palas mecánicas y retroexcavadoras para enterrar el ganado muerto, “pues cuando vengas las lluvias se podría producir una gran contaminación de las fuentes de agua”.

“Si esto no se hace, se van a generar muchas de plagas, que ya se están incubando, y vamos a seguir cosechando desgracias”, advirtió.

Queremos ofrecerte lo mejor de nosotros
¿Te gusta el contenido de este artículo?

Compartir
Noticia anterior30 años de prisión para exraso que mató expareja
Noticia siguiente EE.UU. anuncia que “todos” sus diplomáticos ya han salido de Venezuela