¡Vuela alto!

230

Madurar y actuar con madurez, por encima de voluntades extrañas y sentimientos comunes, es asumir lo que hemos sido llamados a ser desde el mismo momento en que tomamos la decisión de no resistirnos a esa voluntad superior. Una madre águila lanza sus polluelos cuando considera que deben dejar el nido y seguir recibiéndolo todo, simplemente busca un punto suficientemente alto y sin miramientos los lanza. Si fuiste diseñado para vuelos altos, tendrás que asumir riesgos, saltar muros y volar alto. Las gallinas tienen alas, pero para vuelos extra cortos, y tu visión te dice que no eres gallina, el largo de tus alas, tu norte. Recuerda, es más fácil soñar que puedes llegar y ser feliz, que morir a tus temores para vivir tus sueños.

Queremos ofrecerte lo mejor de nosotros
¿Te gusta el contenido de este artículo?

Compartir
Noticia anteriorOEI pide mayor inversión en primera infancia
Noticia siguienteRD y Paraguay firman acuerdo de aviación