Negocios de gomas usadas “ruedan” por todos lados en el país

480
Según informaciones ofrecidas por comercializadores de neumáticos usados, el precio es un elemento fundamental para quienes eligen lo usado y no lo nuevo.

En República Dominicana es difícil saber con exactitud cuántos negocios de neumáticos usados hay, especialmente porque -en gran medida- se trata de una actividad informal, de la que existen pocas estadísticas oficiales certeras y confiables.

Sin embargo, están por todos lados en las ciudades y a pesar del tipo de producto que ofertan no siempre cuentan con la supervisión que se requiere. Las llantas de un auto constituyen una de las partes más importantes de éstos, porque son el único punto de contacto que tienen los vehículos con la carretera, lo que significa que siempre deben estar en perfecto estado.

Javier Gómara, en un artículo titulado “Peligros y consecuencias de llevar los neumáticos en mal estado” plantea que posiblemente las llantas o gomas son los grandes olvidados de la mecánica de los coches. Otros conocedores del tema sostienen que “probablemente una parte importante de los accidentes en las vías de comunicación terrestre de República Dominicana, ocurren por gomas en mal estado que llevaban los autos envueltos en los siniestros, sin que ese tema mueva a investigaciones profundas sobre la cuestión.

¿Cuáles son las razones por las que el dueño de un auto decide comprar una goma usada y no una nueva, sin uso previo?, pregunta el periódico elCaribe. “Te diría que el elemento principal es el precio”, le responde Luis Herrera al periódico elCaribe. Herrera lleva años en el negocio, en un establecimiento ubicado en la provincia Sánchez Ramírez. “Es a veces el dueño de un carrito quiere un neumático nuevo que le cuesta 6,000 pesos, pero viene aquí y se lleva uno usada por solo 1,200 pesos”, agrega.

Otro comerciante consultado por este periódico tiene una respuesta diferente a la pregunta. “Para un señor que se gana el moro conchando (trasladando personas en su carro) es imposible comprar una goma por 5,000 mil pesos cada vez que se le daña. Esos trabajadores dan mucha rueda al día”, agrega. Pero, precisamente, para vehículos en los que se circula con alta frecuencia al día y se transporta a muchas personas, el asunto es más serio aún.

Javier Gómara, explica que la banda de rodadura de un neumático posee una cantidad considerable de goma y estrías, que además de servir para evacuar el agua en caso de lluvia, o para mejorar el agarre, también son un elemento de protección contra los miles de objetos que se encuentran en las vías.
“Un neumático en mal estado, con poca banda o mala presión es más propenso a pinchar y a dejarnos tirados”, explica. Y en un por crear más conciencia en los usuarios asegura que “nadie se atreve a caminar con zapatos sin suela. “Pues no le hagas lo mismo a tu coche. Mantenlo con gomas buenas”, aconseja.

Los expertos recomiendan estar muy pendientes del estado de las llantas. Kelvin Mota

El nacimiento y la edad real

Las gomas traen impresa su fecha de fabricación, así como ocurre con otros productos, tanto comestibles, como no comestibles.
Además de la marca, el grosor y la medida, el propio compuesto señala su “edad”. El formato que tienen y que es obligatorio por ley de los lugares donde se hacen, es una combinación generalmente de cuatro dígitos pequeños sin separación. Por ejemplo, si el neumático dice 1219, significa que salió de la planta fabricante la semana número 12 del año 2019. En ese caso, la goma se fabricó en marzo del año 2019.

De acuerdo con explicaciones ofrecidas por conocedores del tema, por regla general, los fabricantes recomiendan no usar gomas con más de seis años de antigüedad, contando desde el momento en que usted colocó la goma al vehículo y comenzó a usarla. Si las gomas han estado guardadas (sin haberlas usado nunca) en un lugar seco, fresco y bien ventilado, entonces el período de “validez de esa goma es de hasta 10 años”

En el año 2010 el Instituto de Protección de los Derechos del Consumidor (Pro Consumidor) fue demandado por RD$25 millones por una empresa a la cual la institución le había incautado una cantidad de 358 neumáticos vencidos. Para entonces, la institución, que era dirigida por Altagracia Paulino, aseguró que en la República Dominicana la persona que compra una llanta vencida se expone a cualquier novedad, y esa novedad puede incluir un accidente que puede resultar fatal.

Lo que pasa cuando está mucho a la intemperie

Con el paso del tiempo el neumático puede disminuir sus propiedades químicas perdiendo elasticidad. Cuando eso ocurre se da paso a lo que se denomina cristalización. En este estado se reduce drásticamente la adherencia, aumentando la distancia de frenado y comprometiendo la seguridad del vehículo. La cristalización no se da necesariamente por kilómetros recorridos, sino cuando el vehículo pasa mucho tiempo a la intemperie.

Queremos ofrecerte lo mejor de nosotros
¿Te gusta el contenido de este artículo?

Compartir
Noticia anteriorLa NBA investiga de nuevo a Magic Johnson
Noticia siguienteMayweather vs. Pacquiao: ¿Sí o no?