La actriz Angélica Rivera confirma su divorcio con expresidente de México Peña Nieto

El matrimonio entre el expresidente mexicano Enrique Peña Nieto y la actriz Angélica Rivera llegará a su fin. Así lo dio a conocer la exprimera dama a través de sus redes sociales, tras semanas de rumores en la prensa rosa del país.

En un breve texto compartido en sus cuentas de Facebook e Instagram, Rivera confirmó que ha tomado la decisión de divorciarse y que atraviesa una situación dolorosa.

La actriz destacó que siempre entregó amor, tiempo y esfuerzo al expresidente mexicano, con quien estuvo casada desde noviembre de 2010.

Asimismo, pidió respeto para mantener la tranquilidad emocional de sus seis hijos.

La pareja no ha tenido hijos en común. Peña Nieto es padre de Paulina, Alejandro y Nicole Peña Pretelini, concebidos con Mónica Pretelini, su exesposa y quien murió en enero de 2007. Mientras que Rivera es madre de Sofía, Fernanda y Regina Castro Rivera, nacidas de su matrimonio con el productor José Alberto Castro, de quien se divorció en 2008.

Hasta el momento, el exmandatario mexicano, quien gobernó del 1 de diciembre de 2012 al 30 de noviembre de 2018, no se ha pronunciado al respecto.

El jueves pasado crecieron los rumores sobre el divorcio, luego de que un medio publicara fotografías de Peña Nieto con la modelo mexicana Tania Ruiz en Madrid.En una de sus primeras entrevistas como la primera dama de México, en mayo de 2013, Angélica Rivera presentó a la revista ‘Hola’ su residencia familiar en las Lomas de Chapultepec, en la que explicaba, disfrutaba su vida junto a Enrique Peña Nieto y el resto de la familia.

Posteriormente, una investigación periodística, reveló que la mansión, conocida como la ‘Casa Blanca’, valuada en unos 7 millones de dólares, fue edificada por la Constructora Teya, una empresa que trabajó estrechamente con el PRI, el partido de Peña Nieto, cuando fue gobernador del Estado de México.

Queremos ofrecerte lo mejor de nosotros
¿Te gusta el contenido de este artículo?

Compartir
Noticia anteriorJosé de Jesús Jiménez Almonte: “La medicina y la botánica constituyen para mí dos amores”
Noticia siguienteHigüey, cacicazgo poderoso (I)