Joan Manuel Serrat en dos momentos

Joan Manuel Serrat regresa a República Dominicana de la mano de Starshows.
El artista español se presentará en el Gran Teatro del Cibao y en el Teatro Nacional “Eduardo Brito”

Para el artista español Joan Manuel Serrat siempre es agradable regresar a República Dominicana, donde la gente “me ha tratado a mí y a mi música muy bien”.

“Creo que va a ser una estancia sumamente agradable”, pronostica el intérprete al hablar de su regreso al país caribeño, donde ofrecerá dos conciertos, uno en el Gran Teatro del Cibao (25 de enero) y otro en el Teatro Nacional “Eduardo Brito” de Santo Domingo (al día siguiente), bajo la producción del empresario artístico César Suárez Pizano.

En esta oportunidad anclará en ambos escenarios con la gira “Mediterraneo de Capo”. un título del que no tiene una “razón concreta” para explicarlo, “más que porque me di el gusto de poder hacerlo”.

Lo que sí asegura es que “son canciones muy hermosas que me pareció una idea bonita hacer un concierto en el que estuvieran presentes todas ellas, todas las canciones que componen el disco, y festejar así el hecho de su propia vigencia”.

Y le ha dado muy buen resultado esta propuesta en los escenarios, según expresó el cantautor de 75 años. “La verdad es que en todos los conciertos que se han ido presentando, en España y América, la respuesta ha sido muy satisfactoria y el concierto es muy agradable de hacer, y para nosotros, los que estamos en el escenario, es un concierto muy agradable de transitar”, sostiene el intérprete de “Ara que tinc vint anys” (“Ahora que tengo veinte años”).

Contrario a lo que muchos puedan creer, Joan Manuel Serrat no se retira, aunque dos hechos lleven la corriente de pensamiento en esa dirección: el anticipar tres años la cifra redonda del 50 aniversario de “Mediterráneo” o la reciente publicación de dos volúmenes antológicos con su discografía.

Así lo subraya el veterano músico de manera vehemente en los minutos iniciales de una entrevista con Efe en la que no solo echa la vista atrás, “a los treinta y tantos” discos de estudio que lo saludan, sino a su futuro musical, con un posible álbum al que anda dando vueltas, y, cómo no, al presente político de Cataluña.

Sobre estas novedades discográficas afirmó que no hay una razón especial. “Hubo unas conversaciones con la discográfica, que pensó que era buen momento. Me pareció bien porque es un producto que no existía, especialmente la versión reducida de vinilos (que aún una selección suya de álbumes en castellano y en catalán)”, explicó.

En su dilatada carrera, Serrat ha musicado dos discos de Miguel Hernández, uno de Antonio Machado, uno de Salvat Papasseit, otro de Benedetti y poemas sueltos… La posibilidad de musicar a otro poeta no la descarta, “pero siempre los he hecho como resultado de una llamada del libro”. “Nunca ha sido el cerebro el que me dijo que buscara ahí. No sé qué pasará, pero tal y como vienen dadas las cosas…”, comenta en la entrevista que publicó Efe recientemente.

Sostiene que si no hay algo que le mueva de una manera extraordinaria, lo más natural es que lo próximo que aparezca sean canciones de su propia autoría, que por otra parte le está costando mucho escoger y ordenar. “Además, son unos tiempos complicados para publicar. La forma de distribución de la música ha cambiado mucho y la mejor manera que tenga para defender esas canciones no es Spotify, sino mi presencia directa en concierto, por eso mi próximo proyecto tendría que ir muy unido al escenario”, observó.

Al hablar del proceso de inspiración para componer, reveló que son pocas las canciones que le han salido de un tirón y que casi siempre son fruto de mucho tiempo. “Soy un pintor que pinta muy despacio, fijándome mucho en los detalles y no siempre para bien”, añadió.

A Joaquín Sabina le vino muy bien trabajar con un músico joven como productor, Leiva, quien en otra entrevista comentaba que Serrat debería hacer algo parecido con Love of Lesbian.

Sobre esta propuesta entiende que “sería un desafío muy grande para los dos. Yo espero más el resultado de la experiencia para sacar conclusiones. Pienso que Joaquín es más manejable, da más confianza, y le ha ido muy bien. Quizá lo suyo era la crónica de una dicha anunciada… Y tampoco hay muchos Leivas”.

A propósito de que se edita también una caja con los 20 CD en castellano de su carrera, tras la que se lanzó a primeros de año con los 12 álbumes en catalán, afirma que no hay un Serrat, ni siquiera al cantar.

“Lo que sí es diferente es escribir textos en castellano, donde la palabra llana impera, respecto al catalán, en el que mandan los monosílabos y las palabras agudas. La acentuación es muy importante porque marca las inflexiones de la melodía”, expresó.

Al responder la pregunta ¿por qué no hay mayor flujo de discos en otros idiomas españoles fuera de las comunidades donde son cooficiales?, dijo que las cosas que han sucedido políticamente han ayudado poco a esto. “Ahí está la frase de Manolo Vázquez Montalbán de ´contra Franco vivíamos mejor´. Contra Franco había un pensamiento de respeto de la España pluricultural que se perpetuó varios años después, pero que en un momento determinado sufrió gran deterioro. En los años 80 se proclamaba el rock catalán, el vasco, gallego… No sé si estamos en una época de decaimiento artístico o de declive de la comunicación de estas cosas…”.

Queremos ofrecerte lo mejor de nosotros
¿Te gusta el contenido de este artículo?

Compartir
Noticia anteriorFedota anuncia campeonato de arquería
Noticia siguienteMorris y Brown conducen a los Celtics al triunfo