¿Quién tiene cerrado el ingreso al PLD?

Parece ser un misterio. En una reunión la miembro del Comité Político y Secretaria de Organización, Mirian Cabral, informó que antes de ella ser la titular, se cerró el ingreso desde el 2011. Se supone que esa disposición debió ser adoptada por el CP, del cual son miembros los mismos que preguntaron.

No se recuerda cuándo fue tomada esa decisión, excepto suspensiones temporales ante celebraciones de elecciones internas, estableciéndose siempre reanudar inmediatamente concluyeran.

Alguien puso el candado desde el 2011, o mejor dicho, para ser benévolo, se le olvidó quitar el candado. Pero, sin importar explicación, el PLD debe abrir sus puertas antes de los próximos eventos de candidaturas, porque aún siendo con primarias abiertas crearía mayores motivaciones en una población electoral muy joven, por sentirse incluida.

Para que se tenga una idea, hay un millón trescientos cincuenta mil (1,350,000) jóvenes menores de 25 años que nacieron desde el 1993 y que justamente cumpliendo 18 años se les tiró la puerta en la cara en el 2011 y se le impidió a una buena
parte ingresar a la organización política.

A los que nacieron desde el 1995 les fue peor, porque en el 2011 tenían 16 años y no llegaron ni a ver para adentro, ya que ni a la puerta podían asomarse. De esos jóvenes menores de 25 años, se estima que más de 675 mil podrían inclinar sus simpatías hacia el PLD.

Los sustentadores de que el padrón del PLD no garantiza un proceso diáfano, que tampoco accedían a auditarlo y renovarlo, clamaban por primarias abiertas argumentando de que son más democráticas. Pues bien, será el padrón de la JCE semi-abierto que habrá de utilizarse, por lo que abrir las puertas del PLD no afectaría el proceso, sino que esos jóvenes se sentirían invitados a entrar, por fin, y sentarse dentro de la organización fundada por Juan Bosch.

En estos momentos se aplica la Ley de Partidos y ella establece una cuota para los jóvenes menores de 35 años. Éstos, que incluye a los menores de 25 años, son el 40.2% de los electores; es decir, 2 millones 946 mil, 660.

Me suscribo entre los que celebran la presencia tan importante de los jóvenes; y eso que en un artículo explicaba que sumando hasta los de 40 años se coloca en 50.1%. Para no dejar en el tintero, hasta los 45 años totaliza el 59.4%. El país tiene un gran futuro, porque esa fuerza generacional presente se expresa influida por las transformaciones que crea la revolución tecnológica y digital. No puede ser el PLD que amuralle la resistencia a la renovación y la esperanza.

Los miembros fundadores, que integramos el primer CP, exceptuando al profesor Juan Bosch, no pasábamos de 41 años (esa era la edad del mayor, José Joaquín Bidó Medina); de todos yo era el benjamín y tenía 32 años. Juan Bosch había cumplido 64 años. Hoy Danilo tiene 67 y tenía 22; Leonel tiene 65 y cumplía 20 años.

El PLD se fundó en los hombros de jóvenes, inspirados por un sesentón. Los sesentones y setentones (y cincuentones) de hoy debemos estimular la renovación conceptual para que las nuevas ideas y nuevos emprendedores porten la antorcha partidaria.
¡Procede reclamar abrir las puertas del PLD!

Queremos ofrecerte lo mejor de nosotros
¿Te gusta el contenido de este artículo?

Compartir
Noticia anteriorLeones, Estrellas y Toros empatan
Noticia siguienteDignidad individual versus dignidad nacional