Depende de la gente

    Nueva vez, el Centro de Operaciones de Emergencias (COE), con las 22 instituciones que lo conforman, toma la iniciativa en pro de evitar daños a las personas durante los días festivos que se acercan. El plan se denomina “Navidad Segura, Un Pacto Por la vida 2018-2019”, que inicia el próximo domingo.

    Con el propósito de proteger vidas serán movilizados 39 mil 233 elementos: brigadistas, médicos, paramédicos, militares, policías y especialistas en rescate.

    Es una labor conjunta de coordinación que tiene componentes de prevención y asistencia. El Instituto del Instituto Nacional de Tránsito y Transporte Terrestre (Intrant), ha adoptado directrices en circulación vial dentro del período de mayor movilidad de personas desde y hacia el interior del país.

    La Policía desde ya ha desplegado miles de sus agentes para mejorar la vigilancia preventiva en calles, carreteras y caminos, y lógicamente, mejorar los niveles de seguridad.

    El Ministerio de Obras Públicas, como apoyo a la labor policial compromete un reforzamiento de la asistencia en las rutas hacia los aeropuertos, en las cuales los delincuentes suelen atacar a quienes regresan en ocasión de las festividades.

    En fin, que los responsables de los organismos públicos para garantizar las condiciones básicas de protección y seguridad hacen las debidas diligencias. Es su deber y su responsabilidad, y es bueno que actúen con ese sentido de proactividad.

    Pero los ciudadanos, los dominicanos residentes y quienes regresan desde el exterior, criollos y extranjeros, deben estar conscientes de las asechanzas, de las amenazas de la delincuencia. Y no sólo eso, tomar las precauciones en carreteras y caminos de los otros desaprensivos que manejan como chivos sin ley.

    En una palabra, que la única forma de garantizar que todo ese esfuerzo preventivo y operativo del COE y los entes que lo acompañan, de nada vale si las personas no colaboran, sea cuidándose, evitando convertirse en víctimas propiciatorias, y comportándose correctamente, en el cumplimiento de la ley y debida obediencia en los mandatos de las leyes en todos los sentidos.

    El éxito o el fracaso del “Plan Navidad Segura, Un Pacto Por la vida 2018-2019”, depende no sólo de sus ejecutores, sino de la gente.

    Queremos ofrecerte lo mejor de nosotros
    ¿Te gusta el contenido de este artículo?

    Compartir
    Noticia anteriorMilitares buscan a reo que escapó de una clínica
    Noticia siguienteLa libertad de prensa (2 de 2)