Pagamos cuenta ajena

¡Ya sabíamos que el Estado iba a cubrir, con nuestros impuestos, como en efecto, los inmensos daños causados por la irresponsabilidad de una empresa explosiva! ¡Ya habíamos adelantado que Polyplas no iba a poner ni un centavo en la reparación de más de doscientas viviendas, escuelas, negocios e infraestructura de servicios de todo un barrio impactado por este “Chernobyl”! ¡Ya suponíamos, como es, que la impunidad no sólo cubre a políticos y burócratas podridos, sino también, y sobre todo, a los grandes apellidos!¡Ya todos lo sabíamos! (Como también sabemos que nadie nos explicará nada).

Queremos ofrecerte lo mejor de nosotros
¿Te gusta el contenido de este artículo?

Compartir
Noticia anterior¿Nacionalistas o desaprensivos y violentos?
Noticia siguientePC reconoce la trayectoria de Ortiz Bosch