Pacto por el agua

    El uso, obtención, almacenamiento y aprovechamiento del agua es un tema de permanente debate y de solución pendiente. Estudios, charlas, propuestas y proyectos surgen desde diferentes sectores y áreas, pero la decisión final de qué hacer todavía no llega.

    El pasado viernes durante un seminario internacional organizado por el Colegio Dominicano de Ingenieros, Arquitectos y Agrimensores (Codia) en Santiago, el director ejecutivo del Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos (Indrhi), Olgo Fernández, propuso un “pacto por el agua”, un acuerdo cuya finalidad es la construcción de 12 grandes presas, cuya inversión global rondaría unos US$2,000 millones.

    El martes pasado, directivos de la Asociación para el Desarrollo (Apedi) plantearon en el almuerzo semanal de Multimedios del Caribe, la necesidad de que se construyan cuatro presas en el río Yaque del Norte y sus afluentes, para garantizar el suministro de agua potable a Santiago y varios de sus municipios, así como a Moca. También con esas obras se garantizaría regadío para cultivos como arroz y bananos, que son altamente dependientes de irrigación que ahora no pueden obtener en cantidad suficiente.

    La propuesta del director del Indrhi y la petición de la directiva de Adepi no son nuevas ni únicas en torno al tema del agua y su almacenamiento para que no suceda lo que hasta ahora ocurre, que cerca del 60 por ciento del agua del subsuelo se pierde, se va al mar sin uso ni aprovechamiento.

    El tema lleva años siendo estudiado y expuesto desde diferentes foros y por distintos expertos.

    Según expuso el ingeniero Olgo Fernández, el Indrhi dispone de varios proyectos con estudios preliminares de cuencas, relativos a los lugares de las presas que se necesitan construir y que figuran en su propuesta a 20 años, a razón de entre siete y ocho mil millones de pesos anuales. El mismo funcionario se encargó de precisar que lo que ha faltado a ha sido decisión de las altas instancias.

    Siendo así quizás lo más conveniente será recordar que las presas representan uno de los tipos de infraestructura que más garantía de repago tienen.

    Por lo regular son infraestructuras que tienen tres usos: electricidad, agua potable y regadío. En todas esas modalidades el servicio debe producir beneficios económicos y sociales que justifican y recuperan la inversión. Quienes tienen el poder de decidir deberían tener claro esos factores y actuar ya.

    Queremos ofrecerte lo mejor de nosotros
    ¿Te gusta el contenido de este artículo?

    Compartir
    Noticia anteriorRíe por todo
    Noticia siguienteADP responderá a Educa sobre costo de paros en escuelas públicas