RD debe prepararse para huracanes más fuertes este año

301
Las inundaciones del martes son un preámbulo de lo que será la temporada. E. Roustand

Aunque históricamente la temporada ciclónica comenzaba el 1 de junio y se extendía hasta el 30 de noviembre, producto del cambio climático se reconfiguró y ahora debe calcularse entre el 15 de mayo y el 15 de diciembre.

El geólogo Osiris de León explicó a elCaribe que si bien es cierto que los peores fenómenos climáticos que han azotado al país lo hicieron durante los meses de agosto y septiembre, desde hace algunos años las cosas han cambiado y en meses como julio y diciembre están surgiendo huracanes y ondas tropicales que también causan devastación en la zona del Caribe.

“Desde 1950 la temperatura del mar se ha incrementado en 1.2 grados Celsius, lo que contribuye al incremento del número y la magnitud de los huracanes”, dijo.

Agregó que las recientes lluvias caídas en territorio dominicano como consecuencia de la tormenta tropical Beryl, que se tradujeron en al menos 200 mililitros en menos de 24 horas, generaron un caos e inundaron muchas zonas del Gran Santo Domingo, como consecuencia de falta de previsión.

“Hay que planificar en las medidas de prevención y no esperar hasta junio, sino que a principios de mayo ya se tiene que comenzar con el programa de revisión de las líneas eléctricas, poda de árboles, limpieza de cañadas y filtrantes, recogida de la basura y educación de la población para que adopte todos los planes necesarios y evite afectaciones mayores”, resaltó.

De León enfatizó que de acuerdo a cifras de la Organización Meteorológica Mundial (OMM) entre el año 2014 y el 2018 el mundo ha enfrentado el período más caluroso que ha sufrido el planeta desde 1880 y que esto se refleja en más huracanes y en mayor cantidad de vapor de agua en los mares, lo que le da mayor fuerza a estos fenómenos climáticos.

“El cambio climático, con sus elevadas temperaturas, está obligando a la sociedad a prepararse para modificar los esquemas urbanos, acorde con el desafío que se nos está presentando”, aseguró.

Se espera una temporada más activa

Advirtió que en julio, que no es la temporada más fuerte para los huracanes, ya se produjeron tres fenómenos en la costa del Atlántico: Alberto, Beryl y Chris; por lo que durante agosto y septiembre se espera que lleguen los huracanes, al Caribe, más grandes y con mayor fuerza.

“Debemos prepararnos para una temporada de huracanes muy activa, la cual tendrá su mayor nivel de actividad en agosto, septiembre y la primera mitad del mes de octubre”, resaltó.

Los peores llegan en agosto y septiembre

En República Dominicana, los ciclones que han causado mayores daños son San Zenón en 1930 que azotó al país con vientos de 248 kilómetros por hora; Inés en 1966, con vientos de 240 kilómetros por hora; Beuhla en 1967 con vientos de 225 kilómetros por hora; David en 1979, que alcanzó vientos de 280 kilómetros; Emily en 1987 y George en 1998, pero la mayoría de ellos se produjeron entre los meses de agosto y septiembre.