Obispos lamentan crisis en Nicaragua

297
Obispos dominicanos durante la asamblea plenaria.

La Conferencia del Episcopado Dominicano (CED) deploró los ataques realizados en el pueblo de Nicaragua, incluyendo al clero que busca la defensa de los nicaragüenses.

“Deploramos y repudiamos las agresiones que en Nicaragua se han realizado a todo el pueblo, incluyendo a obispos y sacerdotes que buscan la defensa de los nicaragüenses. Que el Señor les mantenga firmes, como valientes testigos suyos en medio de la violencia y las injusticias que arropan a esa nación hermana”, expresaron los obispos a través de un comunicado.

Durante el encuentro que se celebró desde el primero al seis de julio en la casa diocesana María de La Altagracia, los obispos oraron por los pueblos que atraviesan crisis internas, sociopolíticas y económicas como Haití, Nicaragua y Venezuela.

Asimismo, exhortaron la continua búsqueda de la paz a través del diálogo sincero, convencidos que es posible encontrar una salida consensuada que evite una mayor división y derramamiento de sangre.

Al presentar las conclusiones de la 56 asamblea plenaria, los obispos reflexionaron sobre la acción social que realiza la Iglesia, la educación, la defensa a la vida y la formación en los seminarios.

El episcopado, al referirse a la formación de los seminaristas, indicó que revisaron los criterios de formación en los seminarios con el objetivo de fortalecer la preparación integral de los candidatos al presbiterado.

“Tenemos el compromiso de motivar a nuestros seminaristas a una mayor identificación con Cristo “Cabeza, Pastor y Siervo”, enfatizando la dimensión espiritual, humana, comunitaria e intelectual, que contribuye al desarrollo de sacerdotes líderes, íntegros, modelos de servicio, entrega, y fidelidad a sus compromisos eclesiásticos y sociales”, destacan.

En tanto, detectaron grandes desafíos a los que como Iglesia y como sociedad, deben prestar mayor atención.

“Sobre la acción social que realiza la Iglesia, reflexionamos que es prioridad la atención a las familias, mujeres abusadas y desprotegidas, a los adultos mayores y enfermos, así como personas sin techo ni alimentos.

Los obispos reafirmaron su defensa a la vida

La Conferencia del Episcopado Dominicano (CED) dijo en el comunicado de prensa que la Iglesia debe impulsar políticas públicas, que lejos de condenar a muerte, sean precursoras de la defensa de los derechos humanos, empezando por el derecho a la vida. Los obispos señalaron que reafirman ante la ciencia, las leyes, y ante Dios “que nadie tiene derecho a condenar a muerte a un inocente y mucho menos a un niño indefenso”.

Educación
Obispos. La CED como institución vela por el ser humano de forma integral, para fortalecer el desarrollo del país.