Lo que conviene

    470

    Aunque se cuestiona el sentido ético de la famosa expresión “en política se hace lo que conviene”, parece que la “real” así lo indica en cada circunstancia o coyuntura. Es lo que parece que empieza a aplicar el Partido Revolucionario Moderno (PRM), con relación al proyecto de ley de partidos. En vez de estar amagando en el juego a las contradicciones al interior del PLD, ahora opta por su conveniencia propia y se encamina a presentar una fórmula que al parecer es “buena para todos”. Que el proyecto de ley simplemente consigne que la forma de elección de los candidatos sea decidida por cada organización. Sin importar a quien moleste, los perremeístas decidieron lo más conveniente.