Salesianos inician verano educativo

332
En el verano educativo los niños disfrutarán de varias actividades recreativas. H. Santiago

Más de 600 niños y jóvenes iniciaron ayer el verano educativo en la parroquia Sagrado Corazón de Jesús del barrio Villa Juana, del Distrito Nacional.

Luego de una misa con cientos de niños y jóvenes del sector, el padre Luis Rosario, director de la obra salesiana en la parroquia Sagrado Corazón de Jesús, expresó que el verano educativo busca que los niños puedan entender lo importante que es educarse y crecer en valores.

En una rueda de prensa, el sacerdote dijo que en el verano educativo, que se realiza en todas las obras salesianas en el país, trata de puntualizar la temática de la escucha y el acompañamiento para garantizar los vínculos familiares a través del arte, cultura, formación, recreación, compañerismo y oración.

Sostuvo que con este verano educativo la familia salesiana tiene como objetivo llevar valor a la niñez, adolescencia y juventud, testimoniando lo que decía Don Bosco: “Me basta que sean jóvenes para amarlos”.

Señaló que durante la temporada, los jóvenes participan de varias actividades, como formación humana y religiosa, paseo educativo, juegos, orientaciones y charlas, entre otras.

El sacerdote recordó que el verano educativo le brinda a los jóvenes una experiencia educativa pastoral, donde puedan sentir los lazos de amor, fe y esperanza al conectarse más con la comunidad.

“En este año queremos trabajar los valores familiares y la falta de comunicación intrafamiliar, y formar estrategia para que haya más comunicación en los hogares”, señaló el padre Rosario.

Expresó, además, que una de las habilidades de Don Bosco fue involucrar a los jóvenes en el trabajo educativo.

Trabajo en equipo

Una de las características que tiene el campamento verano educativo es fomentar en los niños y los jóvenes el trabajo en equipo, la cooperación, la comunicación de un grupo y la confianza en los demás, a través de una diversidad de juegos y dinámicas que les permita divertirse y recrearse en familia.

El padre Rosario señaló que durante la noche los jóvenes del barrio capitalino participarán del verano educativo donde tienen sus propios espacios recreativos.

Las actividades del verano educativo inician cada mañana con una misa, y concluyen a las 12:00 del mediodía. Mientras que en horas de la noche los jóvenes inician a las 7:30 hasta las 9:30, donde participan de diferentes actividades deportivas, recreativas y formaciones religiosas.