La sencilla y natural cocina inglesa

451
El “roast beef o rosbif” es uno de los platos más tradicionales de la cocina inglesa.

La gastronomía inglesa es una de las menos conocidas a nivel internacional, por lo que, en ocasiones, no recibe la importancia que se merece. Está basada en platos propios tradicionales, y aunque no tiene la fama de las reconocidas cocinas europeas, como la francesa, la española o la italiana, la gastronomía de Inglaterra posee numerosos platos y postres típicos.

Se podría decir que sus sabores son el resultado de la larga época colonial que pasaron los británicos en India. Si bien es cierto que se llevaron muchas otras cosas, la fascinación por los sabores hindúes fue una de ellas.

Esta cocina se caracteriza mayormente porque tiene los mejores productos naturales para la cocina; además, lo tradicional se conoce por ser realmente antiguo, como son el pan, los caldos o los pescados, tanto de agua dulce como de agua salada.

Uno de los platos principales de los ingleses es el “Baked o Jacket Potato”. Se trata de una receta muy simple: una papa cocida al horno con una piel crujiente, un interior tierno y un relleno de carne o de lo que se desee.

Conocido como “roast beef”, es el plato por excelencia de todos los domingos ingleses. Este es un plato tradicional a base de carne de ternera asada al horno. Normalmente, se cocina la carne en su punto, dejando el interior bastante tierno; se sirve con papas asadas, verduras y el conocido “Yorkshire Pudding”, una oblea de masa horneada elaborada con harina, huevos y leche.

La mayor tradición inglesa se encuentra en el té de la tarde, acompañado de diferentes aperitivos como sus inconfundibles bollos con mermelada y nata. En cuanto a los postres, otro plato típico inglés inconfundible es el “pay de manzana”. Es una tarta que se elabora con manzanas, azúcar y canela, con lo que se logra una masa crocante por afuera pero suave y tierna por dentro.

La cerveza de barril es muy característica de Londres y se recomienda que se deguste, regularmente, en los pubs o bares independientes, ya que se intenta mantenerla en un estado puro y rico para sus consumidores. Sin embargo, usualmente no es muy accesible, pero suele servirse en comidas especiales o eventos de importancia.