Los hospitales en 1923

255
Hospital Salvador B. Gautier en foto de 1951. Archivo OGM

En esos años, la labor del doctor Arturo Grullón en Santiago fue fundamental, así como el desempeño de los doctores Darío Contreras y Heriberto Pieter. En La Vega, en el Hospital la Humanitaria, se destaca el doctor Manuel Morillo. En San Francisco de Macorís, el doctor Pascasio Toribio. En Puerto Plata, el doctor Vicente Grisolía realiza cirugías en el Hospital Doctor Ricardo Limardo. En San Pedro de Macorís, el Hospital San Antonio fundado en 1912 y uno de los más prestigiosos del país, tuvo como director y cirujano por varios años al doctor Francisco Moscoso Puello, al que sucede el doctor Luis Eduardo Aybar en 1922 como jefe de cirugía, cargo que ocupó por seis años. La habilidad en cirugía del Dr. Aybar movilizaba a pacientes de todo el país hacia ese centro de salud. En Montecristi, los doctores Buenaventura Báez y Abel González Quesada realizan las primeras cirugías y otros procedimientos, especialmente de ginecobstetricia.

El Hospital del Central Romana, inaugurado en La Romana en 1918 en dos edificaciones de mampostería y madera, cuyo primer director, el cirujano norteamericano Dr. Watkins había operado numerosos casos, recibe, en 1924, la designación como director del mismo del doctor Francisco Gonzalvo, quien se había formado en la Universidad de Maryland, Baltimore. Por motivos de salud deja la dirección del Hospital en 1926 y le sucede el doctor puertorriqueño Angel Janer, quien realiza múltiples intervenciones en este centro, auxiliado por los doctores Nelson Estruch y Baudilio Vélez Santana. Ese hospital de La Romana produjo excelentes profesionales gracias a las becas que otorgaba el Central Romana para estudiar en los Estados Unidos.

En Santo Domingo, la Clínica del Doctor Rivero, fundada en 1916, es adquirida por el doctor Antonio Elmúdesi, que instala modernos equipos tales como autoclaves, para fines quirúrgicos, y de instrumentos, medios diagnósticos y mobiliarios, traídos desde Europa y Estados Unidos donde realizaba numerosas cirugías, sobre todo en urgencia. Fue su primer alumno el doctor Arturo Damirón.

En 1924 se designa al Dr. Ramón de Lara como cirujano en jefe del Hospital Militar, el cual cambia de nombre a Hospital Nacional en 1928. Ramón de Lara había obtenido fama y reconocimiento en Santiago de los Caballeros y durante su gestión se modernizó el centro y se instalaron habitaciones privadas. Este hospital se convirtió en hospital docente gracias a un acuerdo con la Universidad. En el Hospital Militar operaban, además, los doctores Heriberto Valdez y Antonio Elmúdesi y se formaron como cirujanos los doctores Miguel Pardo y Alberto Peguero. En el Hospital Nacional desarrolló una gran labor el doctor Braulio Rafael Alardo, quien compartió su vida profesional entre Francia y República Dominicana.

El Hospital Padre Billini se modernizó y consolidó de manera importante durante estos años. En 1920 el gobierno militar de la ocupación lo había recibido de la Junta de Caridad que lo administraba. Fue su director el Dr. Ramón Báez, que impulsó importantes reformas médicas y administrativas. En 1922 inauguró, por primera vez en el país, una sala para pensionistas.
En 1925 quedó totalmente remodelado. Se realizaron gran cantidad de cirugías gracias a la habilidad de los doctores Ramón Báez y Salvador Bienvenido Gautier. Su extraordinaria labor en ese centro contribuyó, también, a la formación de cirujanos como los doctores Manuel E. Perdomo, Ramón Báez Soler y Ernesto Cruz.

Debemos mencionar que el Dr. Gautier fue el primer presidente de la Cruz Roja Dominicana en 1927, con una destacada participación en el auxilio a la población de la ciudad de Santo Domingo tras el paso del ciclón San Zenón. En esa época también destacó el doctor Pedro de Marchena, que fue uno de los principales Médicos de París como llamaban a los formados en esa ciudad, y que tuvo una destacada vida ciudadana y médica en Puerto Plata, y posteriormente como profesor de la Universidad de Santo Domingo.