Canó perderá casi US$12 MM y no jugará en playoffs

448
El salario de Robinson Canó para esta temporada es de 24 millones de dólares.
El intermedista de los Marineros de Seattle fue suspendido por 80 partidos debido a que dio positivo a furosemida

Robinson Canó es un pez gordo que cae ante la maquinaria antidopaje de las Grandes Ligas. El segunda base de los Marineros de Seattle entró a la desagradable lista de los peloteros suspendidos por consumo de sustancias prohibidas.

Canó fue castigado con 80 partidos de suspensión por dar positivo a la presencia de furosemida, lo que supone una pérdida de prácticamente la mitad de su salario de 24 millones este año, además de inhabilitarlo para estar en el Juego de Estrellas y en la postemporada, en caso de que los Marineros avancen.

La furosemida es un diurético, no un esteroide anabólico, pero está igualmente prohibida por la Agencia Mundial Antidopaje porque además puede ser usado para esconder el consumo de otros fármacos ilegales.

Esta sustancia, de acuerdo con Wikipedia, es comúnmente usada para el tratamiento de insuficiencia cardíaca congestiva, hipertensión y edemas.

El consumo de la misma no conlleva una suspensión automática a menos que las Grandes Ligas prueben que se usó para ocultar el consumo de una segunda sustancia, de acuerdo a las reglas antidopaje de esa liga.

Los reportes de diversos medios en Estados Unidos dieron cuenta que el dominicano dio positivo durante la temporada muerta, pero apeló la inminente sanción hasta que finalmente decidió tumbarla, una acción que coincide con lo que parece será una estadía larga en la lista de incapacitados.

Canó sufrió una fractura en su mano derecha al ser golpeado por un picheo a 88 millas por hora del lanzador Blaine Hardy. Él tenía pendiente consultar a una especialista de la mano en Filadelfia para determinar si conlleva cirugía o si lleva a cabo un proceso de recuperación. En ambos casos tardaría entre ocho o diez semanas.

Canó, en un documento en el que admite el consumo de este diurético, dijo que un médico en República Dominicana fue quien se lo prescribió.

“Recientemente me enteré de que he dado positivo a una sustancia llamada furosemida, que no es una sustancia de mejora del rendimiento”, afirmó el pelotero en el comunicado que fue publicado por el Sindicato de Jugadores de las Grandes Ligas. “Durante más de 15 años, jugar béisbol profesional ha sido el mayor honor y privilegio de mi vida. Yo nunca haría nada para engañar a las reglas del juego que me encanta, y después de someterme a docenas de pruebas de drogas durante más de una década, nunca he probado positivo para una sustancia de mejora de rendimiento por la sencilla razón de que nunca he tomado una”.

El pelotero nativo de San Pedro de Macorís, el cuarto criollo que es suspendido en este 2018, se perderá 11.8 millones de dólares mientras esté sirviendo la suspensión. Robinson, en caso de que no aparezca ninguna situación que complique su proceso de rehabilitación, está programado para regresar a la acción con Seattle el 14 de agosto.

Canó es considerado uno de los mejores intermedistas del juego y ha puesto números brillantes durante 14 años de carrera. Tiene un promedio de bateo de .304, con 2,417 imparables, 522 dobles, 33 triples y 305 jonrones, 1,206 impulsadas y 1,168 anotadas, además de dos Guantes de Oro.

Es el segunda base con más cuadrangulares en la historia de la Liga Americana con 293, según el portal de estadísticas baseball-reference.com.

Hasta ayer, el intermedista, que debutó en las Grandes Ligas el 3 de mayo de 2005 con los Yanquis, contabilizaba cuatro cuadrangulares con 23 carreras remolcadas en 39 encuentros con los Marineros. Dejó su promedio de bateo en .287.

Varias conquistas que tendrán que esperar

Canó está a 83 imparables para llegar a los 2,500 hits en su carrera. Todo indica que ese logro tendrá que esperar para el 2019. Robinson, que tras el anuncio de la suspensión registra la suma de 2,417 inatrapables, estaba señalado para convertirse en el jugador 100 en la historia de las Mayores con 2,500 hits. En dobles, su marca es de 522, igualado en el puesto 48 con Garret Anderson. Con el 523 empataba con Willie Mays. En jonrones, con 305, está en el lugar 140. Con su próximo cuadrangular empata con Fred Lynn, Richie Sexson y Rubén Sierra.