Asaltos generan alarma ciudadana

915
Hechos de violencia aumentan en Santiago. Ricardo Flete

Santiago. El desbordamiento de la delincuencia con el asalto a la emergencia de una clínica, el atraco a plena luz del día de entidades bancarias y de personas ultimadas por delincuentes, ha desatado la alarma de los santiagueros.

Los ciudadanos dicen que estas acciones ponen al desnudo la inseguridad y constituyen un desafío de los delincuentes a la autoridad en esta segunda gestión del general José Acosta Castellanos como director del comando Cibao Central de la Policía Nacional. La madrugada del sábado, dos hombres llegaron encapuchados y despojaron de dinero, teléfonos y otras pertenencias a médicos, personal de enfermería y otras personas que se encontraban en el departamento de emergencia de la clínica Doctor Bonilla, ubicada en la calle Independencia casi esquina Duarte, en pleno casco urbano. Los delincuentes llegaron en un carro color blanco, portando armas de fuego y tras amenazas y mantener en cautiverio a los que se encontraban en el centro de salud, procedieron asaltarlos.

Hechos constantes

Otro caso sucedido en la actual gestión de Acosta Castellanos, es el asalto a la sucursal de la Asociación Cibao en el municipio de Tamboril, de donde cargaron con RD$1,700,000.00 en efectivo y US$1,070.00. Por este hecho, la tarde del sábado fue abatido uno de los implicados. Tan solo en lo que va de este mes se han registrado aproximadamente 13 muertes violentas en comunidades de Santiago, Moca y La Vega donde tiene jurisdicción la gestión del general Acosta Castellanos.

Pese al recrudecimiento de la criminalidad, Juan Carlos Ortiz, del Voluntariado para la Seguridad de Santiago (Voses) y el Consejo Estratégico de Santiago, asegura que se ha registrado una reducción de delitos y muertes violentas, con una taza de 14 muertes por cada 100 mil habitantes.

Ciudadano mató hombre intentó asaltar policía

Hubo otro caso de criminalidad registrado durante el fin de semana. Se trata de la muerte de un hombre en el sector El Embrujo III, cuando junto a otros dos individuos se disponían asaltar a un sargento policial. Un ciudadano que se desplazaba en vehículo, y que vio cómo tenían acorralado al suboficial, disparó contra los maleantes y mató a uno de los tres.