Una cumbre del liderazgo político

181

Estoy profundamente convencido de que el presente y el discurrir político de nuestra nación descansa de manera directa en la visión y decisión de los siete principales líderes de los cuatro partidos mayoritarios del país: Danilo y Leonel, del PLD; Luis e Hipólito, del PRM; Miguel Vargas, del PRD y Quique e Ito Bisonó, del PRSC.

Partiendo del afecto y consideración que tengo para cada uno de ellos, me he tomado el atrevimiento de hacer pública una comunicación que les estoy enviando, con la finalidad de presentarles una humilde reflexión y una propuesta para la posible salida de la difícil situación que se ha creado en el sistema por las diferencias en torno a la Ley de Partidos Políticos.
A continuación reproduzco para mis lectores los elementos principales de esa comunicación:

“Estimados amigos, cualquier decisión tomada por ustedes y sus organizaciones, es de vital importancia para determinar el rumbo que tomaría nuestra nación en el presente y en el futuro.

“Partiendo de la realidad de lo que está sucediendo con el proyecto de Ley de Partidos Políticos y las profundas diferencias que se manifiestan en torno al criterio de cómo realizar las primarias de sus organizaciones, entiendo que resulta necesario que ustedes asuman una actitud de desprendimiento, de concertación y de unidad patriótica, para lograr que superemos esta situación, que nadie salga derrotado y que, en los hechos, todos salgamos vencedores.

“En ese orden, quiero hacerles llegar una propuesta en torno a cómo abordar una salida a esta situación. Nuestra
propuesta es la siguiente:

1ero.- Convocar una Cumbre del Liderazgo Político Dominicano en el más breve plazo posible, donde ustedes siete sean los actores principales.

2do.- Esa Cumbre debe asumir los siguientes acuerdos:

-Primer acuerdo: Aprobar la Ley de Partidos Políticos de forma inmediata, excluyendo el tema de las primarias internas de los partidos.

-Segundo acuerdo: Para el tema de las primarias internas de los partidos convocar un Referendo Aprobatorio, tal y como lo establece el artículo 272 de la Constitución, para que sea la mayoría de la población que decida cuál será la forma de las primarias, si serán abiertas o cerradas.

-Tercer Acuerdo: Conformar una Comisión Especial con representantes de todos los partidos firmantes de este acuerdo quienes, junto con la Junta Central Electoral, harán todos los preparativos para la realización del Referendo Aprobatorio, antes de que finalice el año 2018.

-Cuarto acuerdo: Comprometerse todos los líderes políticos participantes en la Cumbre a aceptar el resultado que surja del Referendo Aprobatorio, y orientar a todos sus legisladores a aprobarlo y colocarlo en las modificaciones constitucionales.

“Estimado amigos y líderes de la nación, estoy absolutamente convencido que para salir airoso de esta situación, es necesario poseer un alto sentido concertador, de humildad cristiana y de visión estratégica. “Es hora de que los intereses particulares de ustedes y de sus organizaciones sean colocados por debajo de los sagrados intereses de la patria dominicana y de la mayoría de la población.

“Mi único interés al hacerles llegar esta propuesta es que ustedes puedan evaluarla de manera objetiva y con detenimiento, y que el Dios Todopoderoso los ilumine y los guíe por el mejor sendero.

Compartir
Noticia anteriorParece que no va
Noticia siguienteLa caja china