Los inicios de la dermatología dominicana

2107
Doctor Manuel Felipe Pimentel Imber. ARCHIVO OGM

El 8 de junio de 1949 fue fundada por el doctor Manuel Felipe Pimentel Imbert, en compañía de los doctores Guillermo Herrera, Miguel A. Ortega E, Héctor Purcell Perla y Víctor Manuel Soñé Uribe; la “SOCIEDAD DOMINICANA DE DERMATOLOGÍA Y SIFILOGRAFÍA” en la ciudad de Santo Domingo, con sede en la calle Arzobispo Nouel# 42 altos, y al decir de uno de sus fundadores, el Dr. Soñé, fue una de las primeras sociedades médicas en el país. La sociedad científica abarcaba en sus funciones la Dermatología, la Sifilografía y la Leprología, y solamente habían dos venereólogos : los doctores Purcell Perla y Ortega Peguero, y los médicos generales trataban esas enfermedades, y apenas teníamos un leprólogo: el doctor Guillermo Herrera, en todo el país.

La dictadura trujillista evitaba el desarrollo de cualquier tipo de asociación por lo que en junio de 1962, se celebró una reunión con dermatólogos, venereólogos y leprólogos dominicanos con el definido y claro propósito de reanudar las labores de la Sociedad Dominicana de Dermatología y Sifilografía. De acuerdo al relato del Dr. Soñé: “Después de un amplio intercambio de ideas entre los presentes, se resolvió nombrar, para renovar los Estatutos de la antigua Asociación, la siguiente comisión: Profesores Manuel Felipe Pimentel Imberty Miguel A. Contreras, y doctores Huberto Bogaert Díaz, Guillermo Herrera, Héctor Purcell Peña y Víctor Manuel Soñé Uribe. Se convino que la asociación estaría compuesta por los especialistas en Dermatología, Venereología y Leprología, tener su revista, celebrar congresos, simposios, etc., y todas las actividades científicas adecuadas, disfrutar sus miembros de viajes científicos, y becas de estudios, cambiar el nombre de la asociación y celebrar el 22 de junio de 1962 una Asamblea General Extraordinaria para aprobar los nuevos Estatutos y elegir la Directiva”.

Asistieron a esa primera reunión, además de los médicos mencionados en la comisión, los doctores Rafael Rodríguez Castellanos, Félix Benzo, Gilberto Baltazar Robiou, José Russo, Rafael Fernández Báez y Rafael Díaz Mercado, quien vino exclusivamente desde la ciudad de Santiago de los Caballeros a esa reunión. El 22 de junio de 1962, reunidos en Asamblea General Extraordinaria, en el local de la “SOCIEDAD MÉDICA DOMINICANA INC.”, de esta ciudad, los doctores Manuel Felipe Pimentel Imbert, Miguel A. Contreras, Rafael Rodríguez Castellanos, Huberto Bogaert Díaz, Héctor Purcell Peña, Guillermo Herrera, Félix Benzo, José Russo, Gilberta Baltazar Robiou, Mario Horacio Fernández Henríquez y Víctor Manuel Soñé Uribe, se procedió a la discusión del proyecto de los nuevos estatutos, que fue aprobado a unanimidad. Se aprobó cambiar el nombre de la Sociedad por: “ASOCIACIÓN DOMINICANA DE DERMATOLOGÍA, VENEREOLOGÍA Y LEPROLOGÍA”, crear 4 clases de miembros: titulares, afiliados, correspondientes y honorarios; establecer la votación secreta; 7 miembros para la Directiva y un reglamento general. Los fines principales son: a) Defender en todo momento los intereses de sus miembros; b) Laborar para el perfeccionamiento de la Dermatología, Venereología y Leprología en la República Dominicana; c) Estimular en sus miembros el estudio de estas especialidades y brindarles cooperación y facilidades para la realización de dichos fines; d) Mantener relaciones e intercambios científicos con todas las asociaciones similares; e) Ayudar en la solución de los problemas de orden médico – social, sanitario a docente, relacionados con dichas especialidades. Después de aprobados los estatutos se procedió a la elección de la Directiva por voto secreto, y el resultado fue: PRESIDENTE: Dr. Manuel Felipe Pimentel Imbert; VICEPRESIDENTE: Dr. Miguel A. Contreras; SECRETARIO GENERAL: Dr. Víctor Manuel Soñé Uribe; TESORERO; Dr. Rafael Rodríguez Castellano; PRIMER VOCAL (por Dermatología) Dr. Huberto Bogaert Díaz: SEGUNDO VOCAL (por Venereología) Dr. Hector Purcell Peña y TERCER VOCAL (por Leprología) Dr. Guillermo Herrera. Gracias al Dr. Soñé, contamos con estos datos sobre el inicio de esa especialidad en la República Dominicana.