Noticias de Salud de 1983

689
Dr. José Martínez Castillo.

En una publicación del Listín Diario de febrero del 1983 se denunció el mal manejo de la sangre en algunos bancos de sangre, que no se especificaban. En esas declaraciones se analizaba la situación de los bancos de sangre y el riesgo que corría la población si no se tomaban las medidas adecuadas en el manejo de la sangre. La Sociedad de Hematología, por medio de su presidente el Dr. Pedro de la Rosa, pidió explicaciones sobre la denuncia y apoyó a los especialistas de esa rama, ante el presidente de la Cruz Roja Dominicana, Dr. José Martínez Castillo, quien había hecho la denuncia. Los médicos hematólogos declararon que la mejor sangre para un paciente es la que se consigue de sus relacionados voluntariamente. En el mes de marzo se celebraba un encuentro de hematólogos dominicanos en la Asociación Médica Dominicana, para dar las recomendaciones pertinentes a las autoridades de la salud.

El gobierno del Presidente Jorge Blanco estatizó el Centro Médico Nacional y el Centro Policlínico Naco. El Centro Naco se convirtió en el Hospital Central de las Fuerzas Armadas y el Centro Médico Nacional fue vendido a la Universidad Central del Este. Tanto en Santo Domingo como en Santiago la formación de residentes en las diferentes especialidades médicas tomaba cuerpo y producía resultados. La Pontificia Universidad Católica Madre y Maestra estimulaba estas iniciativas con su respaldo académico. El Hospital Regional Universitario José María Cabral y Báez estaba, en 1983, formando especialistas en Oftalmología, Medicina Interna, Anestesia, Cirugía y Ginecología. En un discurso, su rector, Monseñor Agripino Núñez Collado dijo:“Los estudiantes de las diferentes carreras de la salud han contribuido en mejorar los servicios de salud en la Zona Dos de Salud Pública”.

El VII Congreso de Obstetricia estuvo coordinado por el Dr. Héctor Elías Rosario. En la ceremonia inaugural participaron el secretario de Salud Pública, Dr. Amiro Pérez Mera, el presidente de la Asociación Médica Dominicana, Dr. Pablo Yermenos y, el Dr. Frank Álvarez, presidente de la Sociedad Dominicana de Ginecoobstetricia. La Sociedad Dominicana de Ginecoobstetricia, desde su fundación en 1951, se ha mantenido ofreciendo cursos de formación. A principios del Siglo XX, muchos de nuestros médicos más destacados se dedicaron a la obstetricia, pero uno de los más destacados ginecoobstetras del Siglo XX fue el Dr. Vinicio Calventi, quien mantuvo una permanente vigilancia sobre las necesidades de nuestra población. Este profesor meritísimo, ha sido el más importante referente en la Gineco-obstetricia dominicana, por su dedicación al servicio y a la docencia. Falleció en 2004, y como un justo reconocimiento a su vida y obra un hospital en Los Alcarrizos lleva su nombre.

La presencia de las sociedades especializadas en las labores de formación del personal médico era cada vez más intensa y se esforzaban por presentar cursos atractivos para los especialistas y médicos en general. En Santiago de los Caballeros, en noviembre de 1983, se celebró un curso de Endocrinología Pediátrica en el Hospital Dr. Arturo Grullón, que contó con la participación de la Dra. Ángela Matos de ese hospital y, con los doctores Teófilo Gautier, Elbi Morla, Josefina Cohen y Mirna Barinas del Hospital Infantil Robert Reid Cabral.

La Sociedad Dominicana de Urología organizó una conferencia sobre “Nuevos métodos de administración del Fosfetrol Tetrasódico para el tratamiento del cáncer de próstata avanzado”. El expositor fue el médico argentino Dr. Carlos Araujo. La conferencia se llevó a cabo en el Salón Dr. Rafael Miranda del Centro de Pediatría y Especialidades. La Clínica Dr. Abel González junto al Central Romana, realizaron un Seminario sobre Actualización en Medicina de Emergencia, en Octubre del 1983. Nuestra medicina en las últimas décadas del siglo XX, se iba especializando y perfeccionando, para beneficio de todos los dominicanos.