La histórica huella de la radio y la TV local

1264
El Centro Cultural de las Telecomunicaciones fue inaugurado el 18 de julio de 2011. Edward Roustand.
El espacio, dotado de una cabina y un estudio de televisión, tiene objetos que datan de la época de los 50

Desde el 18 de julio del 2011 el Centro Cultural de las Telecomunicaciones dedica un espacio que representa, a través de decenas de equipos y accesorios, gran parte de la historia de la radio y la televisión en la República Dominicana.

Ambientada con grabaciones de las primeras radionovelas y noticieros radiales de la época, que se remonta a la época de los 40 del siglo pasado, este recorrido por el tiempo nos muestra las primeras máquinas utilizadas en el país para realizar estos programas, así como también colección de micrófonos, cámaras, estudios, televisores, y hasta uno de los vestidos de una de las figuras más icónicas del arte nacional, Casandra Damirón, y además, artículos personales del laureado comunicador, Yaqui Núñez del Risco.

Sin duda, sumergirse en este espacio, por lo general guiado por una asistente que va explicando cómo evolucionaron estos medios de comunicación a lo largo de la historia, es una experiencia única.

El Centro, dirigido por el Instituto Dominicano de las Telecomunicaciones (Indotel), posee objetos del antiguo Museo Lulio Moscoso, que fue fundado en el 1996 e igualmente procuraba preservar la historia de la radiotelevisión dominicana.
El coordinador Basilio Belliard comentó que el objetivo de este espacio “es mostrarle a los asistentes el aporte que se hizo en diferentes etapas de la historia, para lograr la televisión y la radio tan diversa que tenemos hoy día, que sigue evolucionando acorde a los tiempos”. “Lo que más le llama la atención es la evolución de las cámaras de video y los micrófonos utilizados en radio”, comentó.

La sala de radio y TV en el Centro Cultural comienza con una cabina de radio profesional equipada con las tecnologías más avanzadas de hoy en día. Un micrófono con giro completo, una consola o mezclador, bocinas, y otros elementos, rodeados de una pared de espuma de poliuretano para preservar el sonido más limpio, así como una pared de cristal reforzado para bloquear sonidos externos.

Enfrente se encuentran las victrolas, que fueron uno de los primeros instrumentos capaces de grabar y reproducir la voz humana. Estos aparatos, seis en total, están ordenados cronológicamente.

Después se muestran las primeras cámaras utilizadas en el país, incluso la primera a color. Todo eso con un mural de fondo que plasma figuras importantes de la comunicación así como escenas históricas. Una de ellas fue la realización de un programa, realizado al aire libre, donde se colocaba una tarima donde se ubicaba el locutor y varios técnicos, cubiertos por un gigantesco techo en forma de caracol, ya que creían que esa escenografía provocaba que el sonido saliera más limpio y llegara más lejos, ya que al frente de la plataforma se apostaban decenas de personas.

Luego, encontramos vestimentas de la época, incluso una de la cantante, bailarina y folclorista dominicana Casandra Damirón, que es conocida como “La Soberana de la Canción”.

Es conocida por todos los dominicanos como “La Soberana”; y en honor a ella, desde 1985 se celebraron los Premios Casandra, denominados ahora “Premios Soberano” desde el año 2012.

Entre la sala de radio y la de televisión se encuentra una especie de teatro ambientado a la época de los 50, donde se realizaban presentaciones artísticas y espectáculos bailables. Actualmente se utiliza para ofrecerle charlas a una pequeña cantidad de visitantes, o para simplemente hacer alusión al período histórico en el cual está inspirado.

A continuación, está la sala de la televisión. Esta comienza con una colección de micrófonos utilizados a lo largo de la historia, de los cuales uno de ellos todavía puede ser usado hoy. Frente a estos aparatos se encuentra otro de los vestidos de Casandra Damirón.

Le sigue una colección de televisores, y detrás imágenes alusivas al desarrollo de estos aparatos. En una de las cuales se ve a varios técnicos manipulando equipos que datan de la época de los años 40.

Finalmente un espacio dedicado a una de las figuras más destacadas y emuladas de de la comunicación dominicana, Yaqui Núñez del Risco. Ahí se encuentra un reconocimiento que le hicieron, una de sus plumas, un cuaderno con apuntes personales, así como una de sus máximas más conocidas: “Se improvisan las palabras, pero nunca las ideas”.

El Centro Cultural de las Telecomunicaciones además de estas dos salas, tiene una dedicada a la evolución de la telefonía, otra de la evolución de las computadoras, así como también áreas recreativas e instructivas.

El Centro cuenta con estudio de TV

La sala cuenta con un estudio de televisión equipado con aparatos de última tecnología. Cámaras, telepronter, sillones, luces, croma, entre otros aparatos. Asimismo posee un estudio de producción y edición. Tanto este como la cabina pueden ser alquilados. Esa sala está ambientada con el audio del programa “El gordo de la semana”, del comunicador, humorista, y escritor Freddy Beras Goico, programa dominical de variedades que duró 30 años en el aire, y cautivó a toda la porblación dominicana.

Etapas
Cada objeto que se muestra a través del recorrido representa cambios importantes en la historia de la radiotelevisión nacional”.