Dice remodelación hospitalaria se desvanece por los vicios construcción

356
Arismendi Díaz Santana dijo que falta buena gerencia en hospitales.

El experto en seguridad social, Arismendi Díaz Santana, consideró ayer que la remodelación y reequipamiento hospitalario debe ir acompañada de mayor capacidad gerencial y una contratación del personal vinculado a la dedicación y al desempeño.

Dijo que desde que inició su labor en el sector salud como asesor del Instituto Dominicano de Seguros Sociales (IDSS) en el año 1984, ha visto varios hospitales en remodelación, y que en el caso del Salvador B. Gautier, con siete remodelaciones y equipamientos multimillonarios, continúa estando por debajo de las necesidades de la población sin elevar los indicadores sanitarios.

Deploró que el impacto de las remodelaciones se desvanezca al poco tiempo por los vicios de construcción y la falta de recursos y autonomía para aplicar una política de mantenimiento regular, como ocurrió en el Hospital Darío Contreras, el cual presenta “serias filtraciones”, a tres años de su remozamiento.

Indicó que además de estas deficiencias, los servicios públicos de salud adolecen de grandes limitaciones a las cuales todavía ningún gobierno ha decidido enfrentar como es la ausencia de autonomía y capacidad gerencial y la contratación desvinculada al desempeño.

“Es necesario evitar nuevos sepulcros blanqueados. No pretendo restarle importancia a las reinauguraciones, pero tengo el temor de que, al final del día, terminemos haciendo más de lo mismo”.
Sostuvo que pese a inversiones multimillonarias recurrentes, el sector privado obtiene mayor aceptación, y mejores resultados, aún entre las familias más pobres porque aplica modelos de contratación y de gestión más eficiente y cercana a las necesidades de la población.

Dijo que la calidad de la atención hospitalaria decae por la baja productividad, al ausentismo y los paros, fruto de la prevalencia de una contratación que no incentiva la dedicación y el desempeño y la asignación de recursos atendiendo a criterios políticos.