Trump recibe a los Astros; Beltrán y Correa no asistieron

518
Donald Trump compartió con integrantes de los Astros en la Casa Blanca.

Washington. El presidente Donald Trump homenajeó ayer a los Astros de Houston por su primer campeonato de la Serie Mundial, una “increíble victoria” que el mandatario consideró fue mucho más especial tras la devastación que el huracán Harvey causó en la ciudad de Texas.

Houston venció a los Dodgers en el séptimo juego del Clásico de Otoño el año pasado para conquistar el título. Trump, quien jugó béisbol en la escuela secundaria, lo señaló como “uno de los mejores juegos de pelota que se hayan visto”. “Realmente fue un recordatorio de que el béisbol es nuestro pasatiempo nacional”, dijo Trump en la Casa Blanca.

Trump dio gracias a los jugadores por pasar tiempo con los afectados por las inundaciones tras el paso de Harvey, y por donar dinero.

“Nuestro gobierno continuará solidario con la gente de Texas y Florida y Puerto Rico, Luisiana, e incluso Alabama y tantos otros lugares que fueron afectados y somos solidarios con todos ellos”, dijo Trump, cuya respuesta a los huracanes del pasado otoño fue criticada por algunos. El mandatario mencionó a algunos jugadores por nombre, incluido el venezolano José Altuve, reinante Jugador Más Valioso de la Liga Americana.

“¿Quién puede olvidarse del sensacional José Altuve? Es mucho más alto de lo que yo creía”, dijo Trump, dirigiéndose directamente al segunda base de 1.68 metros (5’6 pies) y volteándose para estrecharle la mano.

Al menos tres integrantes de los Astros- el recién retirado jardinero puertorriqueño Carlos Beltrán, el pícher Ken Giles y el torpedero boricua Carlos Correa-estuvieron ausentes ayer. Previamente, Beltrán y Giles citaron motivos familiares al explicar sus ausencias.

Cuando se le preguntó sobre la ausencia de Correa, el dueño del club Jim Crane dijo a reporteros afuera de la Casa Blanca que “unos cuantos tenían asuntos familiares y vacaciones de primavera, así que en realidad no nos metemos en eso”.