Hombre raptó a un bebé y luego lo mató

958
Cañada donde fue encontrado el cuerpo del niño. Ricardo Flete

Santiago. Juan Francisco Trinidad utilizó un perfil falso en Facebook para generar confianza en Yéssica Pérez Tavárez, de 18 años, y con la excusa de presentarle a ese amigo, la llevó a un lugar donde la golpeó, la acuchilló y posteriormente raptó a su hijo de seis meses y lo mató.

El cuerpo del infante Yerlan Miguel Pinales Pérez fue encontrado presuntamente amarrado y con un block en el pecho en las aguas de un arroyo llamado Cañada del Diablo, en la calle Santa Lucía del barrio Cristo Rey, en el sector Pekín, al sur de Santiago.

El agresor, quien fue apresado, dejó en condiciones críticas a Pérez Tavárez, madre del niño, quien tiene heridas de arma blanca y golpes en distintas partes del cuerpo que la mantienen recluida y en estado delicado en un centro de salud. La familia de la joven madre reside en la calle primera, casa 14 del sector Miraflor en la parte norte de la ciudad.

En tanto que Jennifer Tavárez, de 20 años, expareja sentimental de Trinidad, narró que en varias ocasiones acudió ante el Ministerio Público y la Policía para denunciar los abusos y maltratos de los que era víctima. “Tuvieron que esperar que ocurriera esta desgracia para que apresaran a ese hombre que a mí me había violado y agredido en varias ocasiones. Por eso es que nadie confía en la justicia dominicana”, expresó.

Juan Francisco Trinidad llevaba un tiempo separado de su expareja, y desde hace menos de un mes se mudó a residir junto a su padre en el sector Cristo Rey. María Hernández, tía del agresor, quedó en shock al saber de la noticia de la muerte del niño y de que su sobrino es el homicida.

“Si él lo hizo, que pague por sus hechos. Es un caso horrendo lo que estamos viendo”, apuntó María Hernández. La acción brutal, al parecer, fue tomada en represalia por la negativa de su exesposa de retomar la relación sentimental. El reporte policial explica que Francisco Trinidad “Morongo” y su excuñada salieron juntos la tarde del domingo para verse con un tal Esteban, lo que resultó ser un engaño.