El último adiós

397

Miles de personas acudieron ayer al entierro de Davide Astori, capitán del equipo de la Fiorentina, en Florencia, su pueblo natal. Astori, de 31 años, fue hallado sin vida en su habitación de hotel el domingo, tras sufrir un paro cardíaco.