Gobernadoras provinciales en el gobierno de Balaguer 1966 (1)

3172
Altagracia Armida Pérez Vda. Báez, quien en horas de la noche, se dedicaba a la práctica del deporte.
Balaguer designó gobernadoras en todas las provincias

1. Designación
Con motivo de que el 8 de este mes se conmemora el Día Internacional de la Mujer, dedicamos esta página a aquellas que han sabido ser luz en medio de la oscuridad. Desde siglos pasados la mujer fue discriminada y relegada a las cuatro paredes de su hogar. Sin embargo, en la República Dominicana el presidente Balaguer cambió el paradigma, al seleccionar, en su primer período de los Doce Años, 1966-1970, a damas que ocuparon el puesto de gobernadoras en las 26 provincias que existían en el país en ese momento. Con esta designación el Estado sentó un precedente histórico que hasta el día de hoy ha tenido sus frutos.

2. Gobernadoras por provincias

Con el Decreto No. 22, el 6 de julio de 1966 se produjo la designación del grupo de damas, cuya juramentación fue efectuada en el Salón de Embajadores del Palacio Nacional. Esos nombramientos fueron ofrecidos como una forma de recompensar a la mujer dominicana por al apoyo masivo a la candidatura de Balaguer en las elecciones presidenciales de junio de ese mismo año, quien obtuvo el triunfo sobre su principal contendiente, el expresidente Juan Bosch.

En esta primera entrega solo vamos a mencionar a 13 de ellas, iniciando por Concepción Gómez Matos, de la provincia de Puerto Plata; la doctora Sarah Tabar de Rojas, por Salcedo; Clara Luna de Castillo, San Pedro de Macorís; Leopoldina Pión de Gómez, por La Altagracia; Virginia Pérez de Florencio, por La Romana; Ana Valentina Roa de Moreta, La Estrelleta (Elías Piña); Generosa Grullón Vda. Rodríguez, Montecristi. También, Ana Ramona Rincón de Moya, Sánchez Ramírez; Josefina Portes de Valenzuela, San Juan; Altagracia Armida Pérez Vda. Báez, de Peravia; Dulce Estela Durán de Cruz, María Trinidad Sánchez; Peggy Batlle de Batista, La Vega y Juana Castellanos de Guerrero, provincia Duarte.

3. La mujer dominicana en la política

El gobierno de Balaguer le dio la oportunidad a la mujer dominicana de demostrar sus valiosas cualidades en un campo totalmente diferente al que acostumbraba a estar. Una política de cordialidad y entendimiento entre todos sus comprovincianos era el propósito principal de sus gestiones. La gobernadora de San Pedro, Clara Luna de Castillo, la más joven del grupo, 24 años de edad, prometió luchar por la rehabilitación del puerto de Macorís, la construcción de un hospital público y crear fuentes de empleos.

La funcionaria de San Francisco de Macorís, Juana Castellanos de Guerreo, se comprometió a cambiar el estilo de vida de las clases pobres de toda la provincia, facilitándole al campesino los medios necesarios para el desarrollo de sus labores agrícolas y ganaderas.

Dentro de los proyectos de la señora Altagracia Armida Pérez Vda. Báez (Peravia), se propuso arreglar los caminos de su provincia, construir varios puentes y ayudar a los agricultores. También estaba en sus planes la campaña de alfabetización en la zona rural y urbana de esa localidad.

Entretanto, Altagracia Acosta Vda. Félix trabajó en una amplia obra de alfabetización en Samaná e impulsó la agricultura y la ganadería.

4. Reconocimientos a funcionarias
El Consejo Nacional de la Mujer, presidido por Amada Nivar de Pittaluga, felicitó al grupo de las 26 dirigentes a través de un telegrama el 8 de julio de 1966. En dicho mensaje, la entidad aplaudía la decisión del presidente Balaguer de haber hecho esa elección, poniendo en alto a la mujer dominicana. El mensaje culminó con el deseo de que sus gestiones fueran exitosas. Por otro lado, en un acto celebrado en la base aérea coronel Juan Antonio Minaya Fernández, le fue dedicado un desfile militar a la gobernadora provincial de Santiago, Olga Mera Vda. Espaillat, con motivo de su primera visita oficial al lugar, actividad en la cual la visitante recibió un ramo de flores. Después de la parada, le ofrecieron una recepción en el club para oficiales de la Base Aérea. Asimismo, fue agasajada en su casa la gobernadora de la provincia de San Juan, la maestra Josefina de Valenzuela, por la Asociación de Maestros de esa localidad.

La Biblia nos relata que la creación de la mujer es uno de los diseños perfectos de Dios, un ser lleno de amor, entrega, paciencia y sabiduría. Por esta y otras razones, celebramos a la mujer dominicana.