Retener el estornudo podría provocar daños a la salud

535
El estornudo llega de manera involuntaria, en el momento menos esperado y sin razón aparente.

Al aguantar un estornudo se evita que el cuerpo expulse bacterias u otras micropartículas que infecten a los demás, pero se corre el riego de sufir un desgarro de garganta, una hemorragia interna o la formación de una hernia umbilical.

El estornudo es un mecanismo que se produce involuntariamente como respuesta a varios estímulos, ya sea alguna infección de las vías respiratorias o simplemente para quitar algo que está irritando las partes sensibles de las fosas nasales. Generalmente es provocado por procesos gripales, cambios bruscos de temperatura, alergias, polen, polvo, pimienta o talco. También pueden producirlo el uso de corticosteroides u otros elementos químicos, así como la ingesta de alimentos a los que pueda ser alérgica la persona.

El deseo de estornudar puede eliminarse frotando la nariz, a la vez que se presiona el labio superior; sin embargo, cuando el proceso ya está en marcha y el estornudo es inminente, conviene dejarlo salir en vez de impedirlo, ya que puede provocar diversos daños a la salud.

Rafael Socías, médico neumólogo del Centro Médico Dr. Abel González, sostiene que contener recurrentemente el estornudo puede resultar más delicado de lo que parece, ya que puede producir desgarro de la garganta o el rompimiento de una bula enfisematosa (espacio que contiene aire dentro de un pulmón), debido a que la velocidad del aire al estornudar puede alcanzar los 160 km por hora. También puede provocar hernia umbilical o inguinal y hasta hidroceles en los testículos (acumulación de líquido).

“Hay casos extremos donde la retención del estornudo puede provocar la fractura del cartílago nasal, una hemorragia interna, una lesión auditiva o dañar las cuerdas vocales.

Lo peor que podría ocurrir es que se nos rompa el tímpano o que estalle uno de nuestros vasos sanguíneos oculares, pero eso es poco probable. No obstante, si detuvieses un estornudo violento, la presión que se genera podría trasladarse hasta tus senos paranasales y tu cráneo. Esto provocaría pequeñas fisuras en los huesos que existen entre la nariz y los ojos o entre la nariz y el cerebro”, comenta el especialista.

Socías explica que cuando el paciente atraviesa por cirugías de tórax y abdomen, debe tener cuidado al estornudar, ya que al realizar esta acción hace una fuerza en esas áreas, lo que podría afectar estos procesos quirúrgicos y la recuperación.

Cómo estornudar correctamente

Según estudios médicos publicados en la revista estadounidenese Journal of the Royal Society of Medicine, la persona promedio estornuda cuatro veces al día. En caso de que tengas cualquier alergia o enfermedad que te provoquen estornudos de manera más continua, es recomendable que no los contengas.Para hacerlo, lo aconsejable es cubrir tu nariz con el brazo, y evitar hacerlo en la superficie de las manos.