Hipertensión es alta en la población

386

Tres de cada cuatro dominicanos con hipertensión arterial sistémica no reciben tratamiento médico o no están controlados, lo que significa que aproximadamente dos millones de personas están en riesgo de muerte prematura, hospitalización o invalidez.

La afirmación es del doctor Roberto Fernández de Castro, quien agrega que la carga económica de las enfermedades cardiovasculares, cerebrovasculares y metabólicas es gigantesca para el Estado, lo que supone una retranca para el desarrollo del país.

Basado en la Encuesta de Prevalencia de hipertensión Arterial y Factores de Riesgo en la República Dominicana elaborada en 2017, el galeno sostiene que en el país hay más de dos millones de hipertensos (31%); más de la mitad (60.3%) de los adultos están en sobrepeso o son obesos; el 10% es diabético; el 21% tiene el colesterol elevado y el 60% tiene un perfil sedentario.

En ese contexto, el ex presidente de la Sociedad Dominicana de Cardiología insiste en la necesidad de elaborar un “Programa Nacional de Educación, Prevención y Tratamiento de las Enfermedades cardiovasculares, cerebrovasculares y metabólicas” que contribuya a revertir estas patologías crónicas, atribuidas a hábitos de vida poco saludables, como alimentación inadecuada, sedentarismo, tabaquismo, alto consumo de alcohol, sustancias tóxicas y estrés excesivo.

El cardiólogo clínico e intervencionista afirma que es erróneo pensar que construyendo hospitales y clínicas con equipamiento de última generación se solucionarán los problemas de salud de la población, ya que la educación y la prevención son los pilares del cambio del paradigma de la medicina, modificando estilos de vida poco saludables, promocionando la salud y asegurando el tratamiento adecuado.

Propone gravar el alcohol, tabaco y bebidas azucaradas

“Debemos promover la aprobación de leyes especializadas para gravar el tabaco, alcohol, bebidas azucaradas y energéticas, productos comestibles con alto contenido en sal y grasas trans ‘malas’ y destinar los fondos a los programas educativos, preventivos y de promoción de salud”, planteó Fernández de Castro en una serie de artículos enviados al director de elCaribe, Osvaldo Santana.

Asimismo, sugiere implementar programas escolares que promuevan hábitos de higiene y alimentación adecuados, así como estimular la práctica deportiva y la creación de rutas de caminantes, vías de ciclistas, gimnasios y áreas de esparcimiento familiar por parte de los gobiernos municipales.

De igual modo, plantea universalizar la cobertura de salud al 100% de la población, incrementar el gasto de salud al promedio de Latinoamérica al 6% del Producto Interno Bruto (PIB) y crear unidades o centros cardiovasculares del Servicio Nacional de Salud que garanticen el suministro de medicaciones genéricas en los centros de atención primaria y en los hospitales.

Propuestas han sido ignoradas por Ministerio

Asimismo, el galeno sugiere crear clínicas especializadas para tratar la diabetes, dislipidemias y obesidad a manera de plan piloto en centros de atención primaria escogidos para la detección, control y seguimiento de los pacientes; lo que, a su juicio, contribuiría a descongestionar los hospitales. Según el galeno, estas propuestas han sido presentadas a las autoridades sanitarias hace más de cuatro años, sin obtener respuestas a la fecha.