El arte en la filatelia

221

Desde sus inicios, el Instituto Postal Dominicano (INPOSDOM), se ha caracterizado por la emisión de sellos conmemorativos que exaltan el arte, la cultura y, con ello, la identidad nacional. Creado el 15 de noviembre de 1985 con el fin de “lograr la óptima transferencia de las comunicaciones postales y afines con calidad total y dirigida a la satisfacción del cliente como objetivo final”, esta entidad ha servido como medio por excelencia para difundir la dominicanidad a través de las imágenes impresas en los sellos.

Lo antes expuesto obedece a la visión de quienes han estado al frente de INPOSDOM, pues no se han limitado en lo relativo a la impresión de lo vernáculo, tanto es así que más de una vez se han invitado artistas visuales de renombre para que sus obras sean reproducidas a través de los sellos postales.

Así, se pudieran mencionar decenas de casos como la invitación que recibiera la maestra Clara Ledesma, una de las artistas más representativas del arte nacional, quien en su momento dejara para legado de todos, en especial de los coleccionistas, una edición de sellos en los que se registra su arte.

En esta ocasión celebramos la acogida que ha tenido el fragmento del mural “La Familia Vicentina” del artista Dustin Muñoz, del cual se han reproducido veinte mil ejemplares de sellos en una dimensión de 40 x 30 mm. Cabe destacar que la obra de Dustin se encuentra en la Casa Central de los Padres Paúles en Santurce, Puerto Rico, congregación o sociedad apostólica fundada por San Vicente de Paúl. Y, a pesar de que se trata de una pieza realizada en el 2002, estoy segura que su elección obedece al espíritu sacro y espiritual que la conforman, muy apropiado para conmemorar los 400 años de Carisma Vicentino de la mano del Instituto Postal Dominicano (INPOSDOM) y de uno de los artistas más geniales de nuestros tiempos y quien mejor ha sabido representar el arte religioso dominicano.