Todos critican al presidente Trump

108
Donald Trump, presidente de los Estados Unidos.

Naciones Unidas. La ONU hizo ayer un llamamiento a respetar “la dignidad” de los refugiados y migrantes en respuesta a los supuestos comentarios del presidente estadounidense, Donald Trump, contra los inmigrantes de países como El Salvador y Haití.

El portavoz del secretario general, António Guterres, no quiso hacer comentarios específicos sobre las palabras de Trump, pero recordó que el diplomático portugués ha dejado clara su postura en muchas ocasiones, incluido en un discurso que pronunció ayer.

“Su posición de principio es que la dignidad, la igualdad y los derechos humanos de los refugiados y migrantes tiene que ser respetada en todas partes”, dijo el portavoz, Stéphane Dujarric.

Los haitianos reaccionaron con indignación a los reportes de que el presidente estadounidense Donald Trump usó un término vulgar para describir al país en vísperas del aniversario del devastador terremoto de 2010, uno de los peores desastres en la historia de la nación caribeña.

El gobierno del presidente Jovenel Moise emitió una enérgica declaración por lo que calificó de descripción “racista” de Haití. Dijo que “estas declaraciones insultantes y censurables de ninguna manera reflejan las virtudes de sabiduría, moderación y discernimiento que deben ser cultivadas por cualquier alta autoridad política”.

Los africanos despertaron ayer para enterarse que el presidente Donald Trump finalmente se interesó en el continente, pero no como la gente esperaba.

Y no solo los africanos: los noruegos están desconcertados por el elogio ambiguo que hizo Trump en medio de sus declaraciones groseras.

Utilizando lenguaje vulgar, Trump cuestionó el jueves por qué Estados Unidos debería aceptar a más inmigrantes de Haití o de “países de mierda” en África en lugar de lugares como Noruega, durante su rechazo a un acuerdo migratorio bipartidista.

Trump niega haya usado un lenguaje “vulgar”

Donald Trump acudió a Twitter el viernes para negar que haya usado cierto “lenguaje” vulgar para referirse a algunas naciones de donde provienen los inmigrantes. Pero ni él ni la Casa Blanca negaron haber usado las palabras “países de mierda” para describir a las naciones africanas, a Haití y El Salvador y decir que preferiría inmigrantes de países como Noruega.