El control de minutos es una pesadilla en la NBA

160
Gregg Popovich, dirigente de los Spurs.

El debut de Isaiah Thomas con Cleveland la semana pasada estuvo restringido por las mismas reglas que aplicaron a Kawhi Leonard cuando se reincorporó a los Spurs.

Su entrenador podía utilizarlo, pero no demasiado. Ambos jugaron con restricciones de minutos, algo que los entrenadores han aprendido a aceptar, pero que jamás adorarán.

“Es un fastidio”, dijo el entrenador de San Antonio, Gregg Popovich.

Popovich ha tenido que lidiar con esa restricción esta temporada con Leonard, Tony Parker y Danny Green. En sus casos, al igual que Thomas, Joel Embiid (Filadelfia) y otros jugadores que se recuperan de lesiones, el cuerpo médico del equipo fija ciertas reglas sobre la carga que pueden tener los jugadores, lo que representa un reto incluso para un entrenador que ha sido un pionero en la administración de minutos de sus veteranos.

Complica rotaciones

“Es difícil, porque es muy raro cuando tienes que decidir tus rotaciones. No puedes hacerlo”, dijo Popovich. “Quieres poner a jugar a alguien, pero no puedes hacerlo debido a los minutos, así que pones a otro jugador en la cancha que no debería estar jugando debido a los duelos personales o lo que quieres hacer defensiva u ofensivamente. Así que quedas mal emparejado”.

Eso afecta a los equipos que intentan conseguir un buen ritmo, pero también a los jugadores que intentan recuperar su condición física. Eso es lo que encaró Tom Thibodeau en Chicago, cuando Derrick Rose regresó tras sus varias lesiones de rodilla.