Alcaldía dice no llegará a acuerdos con Coraasan

315

Santiago. “Es difícil llegar a un acuerdo, primero con alguien que no quiere y de hacerlo sería apoyar una violación a la ley, algo que nosotros no haremos”.

Con esta afirmación respondió el vocero del ayuntamiento de Santiago, Fernando Ramírez, sobre un posible acuerdo que ponga fin a los conflictos que mantiene esa institución con el director de la Corporación de Acueductos y Alcantarillados de Santiago (Coraasan).

Ramírez dijo que desde el ayuntamiento se emplearán todas las acciones legales que puedan caber contra el director de Coraasan, por las constantes violaciones a las leyes, tras la exclusión del cobro de basura en las facturas de la institución acuífera.

“Lo único que hemos estado haciendo es pidiendo que se respete lo que establece la Ley 328-98, de fecha 11 de agosto de 1998, que dice lo siguiente: Coraasan deberá acordar con los ayuntamientos de los municipios de la provincia de Santiago que se incluyan en las facturaciones por servicios de agua, cargos por otros servicios municipales, cuyos valores correspondientes serán entregados a los respectivos ayuntamientos dentro de los 30 días de cobrados”, dijo Ramírez.

Agregó que desde la alcaldía siempre han estado abiertos a poner fin a los conflictos con la dirección de Coraasan, pero cree que es la forma del director de esa institución la que no permite que se terminen.

Citó que con la violación del primer acuerdo por parte del director de Coraasan, quien no ha cumplido con el pago de la deuda que se haría en 24 meses y solo realizó el pago correspondiente al primer mes, de un millón de pesos, se empaña cualquier tipo de salida que se le quiera buscar al conflicto.

El vocero del ayuntamiento pidió a la Procuraduría General de la República que ponga en movimiento la acción de la justicia y evite que en Coraasan explote un escándalo de corrupción, igual o peor que en otra institución, por no tomar las previsiones de lugar.
“Por eso hemos estado pidiendo a la Cámara de Cuentas que intervenga a Coraasan, que revise todo lo que tiene que ver con el ayuntamiento y la entrega de dinero al cabildo. Pero no solo eso, sino con todo lo demás, que investigue profundamente qué está sucediendo ahí adentro, porque si se maneja de manera antojadiza el dinero que es del ayuntamiento, qué sucederá o qué no sucederá con el dinero que no es de Coraasan”, adujo.

Las aseveraciones de Ramírez representan un paso de retroceso en los avances que se pensaba habían en la búsqueda de solución a los conflictos que mantienen enfrentadas a ambas instituciones, cuyas relaciones comenzaron a romperse desde que Abel Martínez asumió la alcaldía de Santiago.