Técnico de fútbol abusó regularmente de menores; tiene 48 denuncias

597
Barry Bennell, ex técnico de fútbol que cometió “abuso sexual sistemático y persistente”
Barry Bennell, ex técnico de fútbol que cometió “abuso sexual sistemático y persistente”
LIVERPOOL, Inglaterra— Un ex técnico de fútbol cometió “abuso sexual sistemático y persistente” de niños, incluyendo a dos jugadores en los vestidores del club Crewe Alexandra, dijo el martes la fiscalía al inicio del juicio.Barry Bennell, que trabajó como entrenador de niños y adolescentes en Inglaterra desde la década de 1970 hasta los noventa, está acusado de 48 cargos de abuso sexual de menores.Bennel, de 63 años, niega las acusaciones de agresión sexual, sodomía e intento de sodomía contra 11 denunciantes, que tenían entre ocho y 14 años en el momento de los incidentes. Bennell se ha declarado culpable de siete cargos de agresión indecente.El fiscal Nicholas Johnson le dijo a un jurado en Liverpool que Bennell, que ahora se llama Richard Jones, era “un pedófilo predatorio y determinado” que se aprovechaba de niños preadolescentes.Como tal, él “tenía acceso ilimitado a una gran cantidad de niños que soñaban con una vida en el fútbol profesional”, dijo Johnson. “Aunque parece que el señor Jones/Bennell era un entrenador habilidoso y relativamente exitoso, tenía un lado mucho más oscuro”.Johnson dijo que uno de los denunciantes dijo que fue víctima de abuso en el estadio de Crewe, un club que ahora juega en la cuarta división del fútbol profesional en Inglaterra. Ese incidente tras un partido infantil fue interrumpido por un compañero de equipo a quien Bennell empujó contra la pared y le dijo que nunca volvería a jugar fútbol si hablaba de lo que presenció.

Barry Bennell, ex técnico de fútbol que cometió “abuso sexual sistemático y persistente”
Barry Bennell, ex técnico de fútbol que cometió “abuso sexual sistemático y persistente”

Bennell está acusado también de felación a otro jugador adolescente en los vestidores de Crewe.

Muchos de los incidentes de los que se le acusa ocurrieron en las viviendas de Bennell, que conoció a algunos de los denunciantes cuando trabajaba como cazatalentos para Manchester City, dijo la fiscalía.

Se espera que el juicio dure dos meses.